3

Nevada acaba con 1.5 millones de Monarcas

Estiman que murió 3% de la población; vientos derriban decenas de árboles en la reserva
El acceso al santuario El Rosario fue cerrado para evitar que los visitantes se alarmaran al ver los miles de mariposas muertas. FOTO: ARMANDO SOLÍS. EL UNIVERSAL
12/03/2016
04:20
Carlos Arrieta / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Ocampo.— Casi 1.5 millones de mariposas Monarca murieron congeladas por la reciente nevada registrada con temperaturas de 12 grados bajo cero, aseguró Homero Gómez González, presidente del Consejo de Administración del santuario El Rosario.

Sin embargo, dijo, hemos comprobado que muchos lepidópteros aún respiran y volverán a volar en cuanto el sol derrita la nieve.

Según sus cálculos, 3% de los 50 millones de mariposas que arribaron durante esta temporada a esa reserva natural murieron congeladas y sepultadas, luego de que la nieve generada por la tormenta invernal 11 alcanzara hasta los 35 centímetros de grosor.

Reconoció que debido a las inclemencias del tiempo, esperaban un número mayor de mariposas muertas.

En contraste, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas, dependiente de la Semarnat, realizó recorridos de verificación en los santuarios para revisar la condición de las colonias de mariposas Monarca y señaló que resistieron las heladas, los bancos de niebla, granizo, vientos con rachas de hasta 80 kilómetros por hora y la densa capa de nieve.

En un recorrido por el santuario de la mariposa Monarca, considerado el más grande del mundo, la caída de nieve y los torrenciales vientos no sólo causaron la muerte de mariposas, sino también derribaron decenas de árboles de los senderos naturales.

Lo anterior generó que autoridades ambientales negaran el acceso a los cientos de visitantes que arribaron ayer a la reserva natural; de inmediato se hizo presente la molestia de los turistas que veían frustrado su objetivo y observaban cómo la nieve se convertía en estado más sólido, para después, poco a poco derretirse.

Aunque su excursión estaba programada para visitar y subir al santuario de la mariposa Monarca, un grupo de estudiantes de la Escuela Secundaria Técnica 45 del municipio de Zitácuaro, decidieron jugar entre la nieve. Todos sonreían, se divertían y hasta bromeaban con sus maestros.

En la parte alta, los gigantescos árboles bloqueaban brechas por donde se realiza el recorrido.

Por momentos, los representantes comunales y las autoridades reconocieron que el acceso se restringió para evitar que visitantes nacionales y extranjeros se alarmaran con las condiciones en las que se encontraba la parte alta, así como ver a la colorida mariposa derribada en el gélido suelo.

No obstante, el presidente del Consejo de Administración explicaba que lo más importante para ellos es que la mayoría de las mariposas había sobrevivido a la nevada de magnitudes no registradas desde hace 40 años, “por lo que nuevamente abrirán sus alas y volarán al estado de Texas en Estados Unidos, como parte de sus travesía”.

Informó que hoy quedará reabierto el santuario de la Monarca para el público en general. Además acusó a la Semarnat, a la Profepa y a las mismas representaciones estatales de ignorar la situación real del santuario.

“Siempre hacen lo mismo el gobierno y los funcionarios federales, de solamente venir para tomarse la fotografía y justificar su sueldo, pero en realidad no hemos recibido nada de apoyo; muestra de ello es que nosotros mismos reforestaremos las zonas afectadas, porque de ellos sólo hay pura burocracia”, acusó.

Al mismo tiempo y a muy bajas temperaturas, ejidatarios y habitantes del municipio de Ocampo trabajaban a marchas forzadas para restablecer caminos, viviendas y los senderos del santuario El Rosario, así como habilitar el paso en las zonas afectadas por la tormenta invernal y los frentes fríos 45 y 46.

Por un lado, están los que perdieron gran parte de su vivienda y artículos del hogar y, por el otro, los visitantes, incluso de otros municipios colindantes del oriente michoacano, que arriban al pie de las 2 mil 700 hectáreas adornadas con la blanquizca nieve.

Se espera que el lepidóptero de grandes alas pintadas de rojo y amarillo emprenda nuevamente el vuelo a Canadá, con escala en Estados Unidos, en dos o tres semanas, informó, Homero Gómez.

Otros daños. En la zona del Altiplano potosino, la onda gélida ocasionó la muerte de 270 borregos y cabras, en los municipios de Charcas y El Venado, confirmó Francisco Sandoval, delegado de la Sedarh, y añadió que en Salinas los sembradíos de cebolla y almácigos de chile están cubiertos de nieve, y se consideran siniestrados.

Ayer, debido a las malas condiciones climáticas, la Secretaría de Educación de Jalisco suspendió las actividades en los planteles de educación básica y media superior de 32 municipios.

 

Comentarios