67

Sicarios de Los Rojos asesinan a alcaldesa

Policías abaten a dos y detienen a tres durante operativo en Morelos; gobierno despliega protocolo de seguridad para los otros 33 ediles
Esta mañana fue asesinada Gisela Mota, alcaldesa de Temixco (ESPECIAL)
03/01/2016
03:00
Justino Miranda / corresponsal
Cuernavaca
-A +A

[email protected]

Un comando armado, presumiblemente integrado por miembros del grupo criminal Los Rojos, asesinó en su domicilio a la presidenta municipal de Temixco, Gisela Mota, quien no tenía ni dos días al frente del cargo.

La Fiscalía General del Estado dio a conocer que fueron detenidas tres personas —un menor de 17 años, un joven de 18 años y una mujer de 32 años de edad— además de que fueron abatidos dos presuntos delincuentes relacionados con el crimen.

En conferencia de prensa, Alberto Capella, comisionado de Seguridad Pública en el estado, acompañado del fiscal Javier Durón, subrayó que hay indicios de la relación de los perpetradores del homicidio con otros eventos delictivos, pero los detalles se darán a conocer en el transcurso de la próxima semana, aclaró.

Datos obtenidos por EL UNIVERSAL señalan que el grupo de Los Rojos estaría detrás del crimen, mientras que la fiscalía estatal analiza un video en el que presuntamente se registró el crimen de Mota Ocampo.

El asesinato, al parecer, está vinculado a otro crimen, luego de que el 31 de diciembre hallaron en el kilómetro 100 de la autopista México-Acapulco el cuerpo descuartizado de un hombre. Hasta el momento se desconoce la identidad de la víctima.

En la conferencia de prensa, se informó que el reporte del asesinato se recibió a las 07:12 horas, por lo que el Mando Único puso en marcha un operativo, y ubicaron un auto compacto en la zona, cuyos tripulantes dispararon contra los uniformados.

Al repeler la agresión, los policías mataron a dos personas. En el lugar fueron aseguradas una camioneta, chamarras, pasamontañas, un arma de fuego calibre 9 milímetros y un arma tipo Uzi semiautomática.

De acuerdo con los primeros reportes oficiales y de testigos, los autores del crimen iban encapuchados cuando irrumpieron en el domicilio de la alcaldesa, situado en la colonia Pueblo Viejo. Una vez en el interior amagaron a los familiares de la perredista y buscaron a la presidenta municipal para acribillarla.

Un vecino de la calle Lázaro Cárdenas, donde vive la familia de la alcaldesa, se percató de lo que sucedía y solicitó el auxilio de la fuerza pública, que llegó al sitio y documentó que los presuntos atacantes viajaban en una camioneta negra, por lo que comenzó la búsqueda y localizaron el vehículo en la colonia Primavera.

El domicilio de la alcaldesa fue cercado por policías del Mando Único, de Investigación Criminal y soldados de la 24 Zona Militar. A las 12:10 horas personal del Servicio Médico Forense hizo el levantamiento del cadáver.

“No cederemos ante crimen”. El gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu, correligionario de la alcaldesa, en sus cuentas de internet lamentó el crimen y escribió que el atentado es “un desafío de la delincuencia. No cederemos”, advirtió.

Más adelante, también en sus redes sociales, divulgó la detención de dos presuntos autores del atentado. “Con la legalidad y la firmeza necesaria. No vamos a regresar a lo de antes. No habrá impunidad”, sostuvo.

Horas después, el gobierno estatal informó de manera oficial que “existen indicios muy sólidos que nos permitirán resolver el caso en los próximos días”.

En un comunicado, consideró que este atentado “es un desafío en contra de las instituciones del Estado mexicano. Es un reto que lanza la delincuencia organizada en contra del orden constitucional y democrático.

“El modelo de Mando Único actuó con eficacia, al abatir a dos y detener a un par de presuntos responsables del atentado criminal”, citó el gobierno morelense.

Mientras, el gobierno del estado y el ayuntamiento decretaron tres días de duelo. La administración estatal colocó la bandera a media asta.

El cabildo municipal propuso que la alcaldesa sustituta, Irina Camacho, tome posesión del cargo.

Temixco está considerado como uno de los municipios más violentos del estado, cuyos índices crecieron en la gestión del edil saliente Miguel Ángel Colín, también del PRD.

Comentarios