“Cuando desperté había brazos por todos lados”

Sobreviviente al accidente de Mazapil narra cómo vivió el suceso; dos de sus amigas fallecieron
Un camión de volteo golpeó otros vehículos que arrollaron a los asistentes de la peregrinación de Mazapil, el 29 de julio pasado (ESPECIAL)
03/08/2015
01:32
David Carrizales / Corresponsal
-A +A

Monterrey.— Junto con dos amigas, Rosamaría Gutiérrez Leos acudió por primera vez a la peregrinación de Mazapil, Zacatecas. “Íbamos felices, cantando, pero yo estoy viva de milagro, y ellas ya no regresaron”.

A la celebración que cada año se realiza en honor de la imagen devocional de Nuestro Padre Jesús, dijo Rosa María, partieron desde el poniente de Monterrey con un contingente de fieles que asisten a la parroquia de la Santa Cruz, en la colonia San Martín.

Con Rosa María, partieron en el mismo autobús hacia Mazapil sus amigas, Sonia Castillo Márquez y Goyita (Gregoria Chávez). “Durante la peregrinación, ellas iban caminando detrás de mí, yo me detenía para esperarlas, pero nunca se me emparejaron”.

La mujer de 52 años agregó que “Sonia era para mí como una hermana, gateamos, crecimos juntas; el golpe que recibió le provocó una muerte al instante, yo creo que ni sintió; yo cuando desperté estaba tirada y a mi alrededor había brazos y piernas, gracias a Dios, a mí lo que me pasó no es nada, comparado con lo que les ocurrió a otros”.

En su caso, afirmó Gutiérrez Leos, sólo sufrió la dislocación de un hueso de la rodilla izquierda, y otros golpes que no le impidieron acudir este domingo, aunque en silla de ruedas, a la misa que se ofició en el templo de la colonia San Martín, en homenaje de su amiga Sonia.

“Nosotras íbamos en la peregrinación con muchísima gente, personas adultas, gente de la tercera edad, y muchos niños; íbamos concentrados leyendo lo que íbamos cantando, de pronto una muchacha que no supe de dónde salió me tomó del brazo y me dijo, señora, hágase a un lado”.

Señaló que al voltear alcanzó a ver que un camión de volteo iba sin control, golpeando otros vehículos que proyectaban a los peregrinos hacia la pared y después escuchó un estruendo muy fuerte, cuando el camión, cargado de arena, se volcó.

“Cuando se oyó la explosión yo sentí el impacto de la gente aquí [en un costado]; me hice a la pared, quedé inconsciente, cuando desperté había brazos y pies por todos lados”, dijo.

“ A mí nada más se me salió un huesito de la rodilla, está dislocado, no sufrí nada más, gracias a Dios. De ahí me llevaron a Concepción del Oro en una camioneta particular, porque el auxilio de las autoridades tardaba mucho; yo fui una de esas personas bendecidas por Dios porque fui casi de las primeras que levantaron para llevar al hospital”, declaró Rosa María Gutiérrez.

“A mí no me va a alcanzar el tiempo para agradecerle a mi padre santísimo que me tenga con vida. El me dio fuerzas y me ayudó a salir adelante y él sabe por qué”, expresó la devota mujer a este diario.

Corrigen cifra de fallecidos. El secretario general de Gobierno de Zacatecas, Jaime Santoyo Castro, corrigió ayer nuevamente la cifra de muertos del trágico accidente de Mazapil y precisó que, hasta la mañana de este domingo, suman 27 las muertes de peregrinos por el accidente.

La danza de cifras de los decesos se generó desde un inicio, pero explicó que se tiene plenamente corroborado el listado con nombres y apellidos sobre el número de fallecidos registrados directamente en el lugar del accidente que en total fueron 14 peregrinos.

Con información de Irma Mejía

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS