Se encuentra usted aquí

Tribunal invalida elección de Tixtla

Los porcentajes no alcanzaron para elegir un ganador formal
El 7 de junio inconformes robaron urnas, quemaron papelería electoral y se enfrentaron con pobladores que respaldaban los comicios (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
09/07/2015
03:10
Vania Pigeonutt / corresponsal
-A +A

Chilpancingo.— El Tribunal Electoral del Estado (TEE) invalidó la elección del ayuntamiento de Tixtla —donde se ubica la Normal Rural de Ayotzinapa— por lo que el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC) deberá convocar a elecciones extraordinarias. La planilla de síndicos y regidores electos también fue cancelada.

La sala unitaria del TEE determinó anular la elección luego de las impugnaciones de dirigentes estatales del PRD y del partido Morena, en el sentido de que tras el hurto y quema de 24 de 50 casillas estatales, no se completaba el porcentaje requerido de votos para que algún candidato fuera electo alcalde.

Durante los próximos 45 días, periodo en el que concluye el proceso electoral, el IEPC deberá organizar una elección extraordinaria, en tanto que el Congreso local deberá nombrar a un gobierno provisional, hasta que haya alcalde electo.

En los próximos comicios podrán participar todos los partidos que lo hicieron el 7 de junio pasado, aun aquellos que perdieron su registro luego de esa elección.
Tixtla fue el único municipio de Guerrero donde se canceló el pasado proceso electoral.

El 11 de junio, el Consejo Distrital 24 ya había otorgado al priísta Saúl Nava Astudillo la constancia de mayoría y declaratoria de validez de la elección de presidente municipal de Tixtla, con 16% de la participación ciudadana y con 24 casillas instaladas de un total de 50.

Boicot anunciado. Desde mayo pasado, padres de los 43 normalistas desaparecidos amenazaron con boicotear las elecciones en Tixtla y Ayutla, como parte de su lucha por hallar con vida a sus familiares desaparecidos el 26 de septiembre de 2014.

Al movimiento se les unieron normalistas e integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG).

El día de la elección, personas inconformes robaron urnas, quemaron papelería electoral y se enfrentaron con palos y piedras a pobladores que querían se realizaran las votaciones.

Aunque el día de la elección, la presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC), Marisela Reyes, adelantó que la elección podría ser cancelada, ayer, de manera formal, el magistrado René Ramos Piedra informó que la decisión del TEE se debe a que no se instalaron casillas en 44% de las secciones electorales, lo que provocó que hubiera votos insuficientes para que algún candidato resultara triunfador apegado a la legalidad.

El pasado lunes, simpatizantes del candidato electo para alcalde, el priísta Saúl Nava Astudillo, protestaron en el TEE para que la elección no fuera anulada, aunque el abanderado del tricolor ganó con apenas 16% de la participación ciudadana.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS