Historia. Forman frente común contra médico del IMSS

Por casos de negligencia, demandan retiro de la cédula profesional
Al mes de nacido, Jhaziel León presentó una pequeña complicación ocular que al ser mal atendida provocó que perdiera la visión de su ojo izquierdo. Foto: AMALIA ESCOBAR. EL UNIVERSAL
06/07/2015
03:56
Amalia Escobar / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Marlene Ayala e Isela Díaz son las madres de dos de los niños afectados por negligencias médicas cometidas por el oftalmólogo Armando Cisneros; ahora, ante la desesperación e impotencia, han decidido formar un frente común contra el doctor del IMSS y hacer un llamado a la sociedad para que denuncien si han sido víctimas del mismo médico.

Ambas madres interpusieron una denuncia ante la Procuraduría General de la República (PGR) y están a la espera de justicia.

“El retiro de la cédula profesional sería lo mínimo que le pudieran hacer al doctor, porque si no nos hacen justicia alguien más seguirá”, coincidieron.

 

 

 

Además del caso de Fernando Jonathan, de 14 meses de edad, quien ingresó a cirugía para ser intervenido por un tumor canceroso en el ojo izquierdo que debía ser extraído, pero el médico le extirpó, por error, el ojo derecho; Cisneros tenía otra denuncia por negligencia en su contra desde 2010.

 

 

 

Se trata de Rodolfo Jhaziel León Díaz, quien entonces tenía un mes de edad, cuando presentó una pequeña complicación en su ojo izquierdo. A los tres meses ya era paciente del doctor Armando Cisneros Espinosa, lamenta Isela Guadalupe Díaz Lara, madre del menor.

 

 

 

“Al niño le brotaba un líquido amarillo que le trataba con gotas oftalmológicas las cuales le cambiaba cada semana, como para ver si le atinaba”.

 

 

 

Jhaziel nació el 15 de enero de 2009. Cuando tenía nueve meses fue operado en la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) en Ciudad Obregón, por supuesta “glaucoma”, por lo que el médico decidió poner una válvula en el ojo para que drenara, sin evolución favorable al padecimiento del menor.

 

 

 

En marzo del 2010 —relata la madre—, el niño despertó con el ojo cerrado, hinchado y amoratado, al llevarlo a atención solicitaron un ultrasonido al médico oncólogo para descartar alguna tumoración y salió positivo.

 

 

 

Hasta ese momento se enteró de que su hijo tenía cáncer. En Hospital Regional de Hermosillo, fue sometido a múltiples quimioterapias, radioterapias, crioterapias y laserterapias, y el 5 de mayo del 2010 perdió totalmente la visión de su ojo izquierdo.

 

 

 

El diagnóstico médico que se entregó cuando perdió el ojo fue retinoblastoma bilateral, cáncer en ambos ojos.

 

 

 

Como consecuencia, la madre del niño denunció mala práctica médica del doctor Armando Cisneros Espinosa, por no haberle dado un diagnóstico certero e intentar curar a su hijo a base de gotas, por no mandar a patología el líquido amarillo que segregaba del ojo y por colocarle una válvula que le hizo perder el ojo izquierdo.

 

 

 

Cruz Arnoldo León, padre de Jhaziel, interpuso una denuncia ante el IMSS con petición de indemnización por negligencia médica y no prosperó.

 

 

 

De acuerdo con el documento en poder de EL UNIVERSAL, la Junta de Gobierno de la Unidad Médica de Alta Especialidad, Comisión Bipartita de Quejas del IMSS, resolvió improcedente su petición, con fecha 19 de abril de 2011.

 

 

 

Luego, los padres del menor solicitaron asesoría al Poder Judicial de la Federación y con fecha del 3 de mayo del 2013, le recomendó interponer las denuncias penales y administrativas correspondientes.

 

 

 

Interpusieron una denuncia ante la PGR con número de folio 4928, sobre la averiguación previa 81/2013, de la que aún no tienen respuesta.

 

 

 

Tampoco le ha respondido la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) ni Arbitraje Médico.

 

 

 

Los padres del menor exigen una indemnización por la mala práctica de Cisneros Espinosa, quien cuenta con el título de médico cirujano partero, por la Universidad Autónoma de Guadalajara Jalisco, con cédula profesional 1548677 expedida en 1991. También tiene especialidad en oftalmología, expedida por el Sector Salud, con la cédula profesional 3443957, en el Distrito Federal, en 2011.

 

 

 

Jhaziel tiene dos hermanos mayores, su padre es empleado de un comercio particular y es asalariado. Tras la práctica médica, ha sido sometido a diversas operaciones en hospitales privados; lleva siete prótesis en el ojo izquierdo cuyo costo no ha cubierto el IMSS.

 

 

 

-Marlene, ¿cómo te sentiste al saber que otra mamá que ya tenía una denuncia contra el mismo médico?

 

 

 

—Muy mal, me dio coraje porque si a ella le hubieran hecho caso, a nosotros no nos estuviera pasando esto.

 

 

 

El coordinador general de la Unidad Médica de Altas Especialidades del IMSS, Jaime Zaldívar, precisó que Fernando Cisneros está suspendido y en investigación.

 

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS