Se encuentra usted aquí

Líder de Ostula seguirá preso

Otorgan fianza a Semeí por falta de pruebas
Comuneros y comandantes de la Policía Comunitaria de Santa María Ostula, Chinicuila, Coahuayana y Aquila recibieron a representantes de la ONU (ALAN ORTEGA. CUARTOSCURO)
29/07/2015
03:02
Dalia Martínez / corresponsal
-A +A

[email protected]

Morelia.— Semeí Verdía Zepeda, líder comunitario de Ostula y hasta ayer comandante de la Fuerza Rural del municipio de Aquila, Michoacán, obtuvo un auto de libertad bajo caución por el juicio que enfrenta sobre posesión de armamento de uso exclusivo del Ejército.

Este martes quedaría en libertad, sin embargo, su abogado defensor, Ignacio Mendoza Jiménez, informó que por la noche le fue liberada una nueva orden de aprehensión, por lo que sería detenido al salir del penal de máxima seguridad de Tepic, Nayarit.

El nuevo delito que se le imputa, dijo es por robo calificado, cometido presuntamente en contra del gobierno municipal de Aquila.

De esta forma Semeí Verdía volvería a la cárcel pero, su abogado, solicitará que sea trasladado a la ciudad de Morelia, para enfrentar su cargo ya que es un delito del fuero común.

Verdía Zepeda fue detenido el pasado 19 de julio, acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) de tener en su poder armas de grueso calibre de uso exclusivo de las fuerzas militares, y de presuntos delitos electorales.

Pertenecía —hasta el día de su detención— a la Fuerza Rural, que administra y controla la Secretaría de Seguridad en el Estado (SSP), por lo que su abogado argumentó que el armamento que tenía en su poder fue proporcionado por la autoridad.

De hecho, Mendoza Jiménez presentó como prueba recibos de nómina oficiales hechos a favor de Cemeí hasta la primera quincena de julio.

El juez tercero de distrito del Tribunal del Poder Judicial de la Federación, con sede en Morelia, “no encontró elementos suficientes para procesarlo por ese delito y por eso le dictó libertad bajo caución”, dijo.

En 2013, el indígena se unió las autodefensas y posteriormente se convirtió en comandante en jefe de la Fuerza Rural; es un líder nato, querido en su comunidad por la lucha que emprendió contra los intereses de las mineras que por mucho tiempo explotaron las minas de hierro del lugar sin dar nada a cambio a la comunidad nahua de esa región.

No será más autodefensa. El gobernador del estado, Salvador Jara Guerrero, señaló que Semeí Verdía no podrá regresar a su puesto de comandante en jefe de la Fuerza Rural, ya que “siempre mantuvo una actitud de abierta confrontación y reto hacia el Estado mexicano”.

“Sería una incongruencia que siguiera como comandante de la Fuerza Rural”, y aún cuenta con varios procesos abiertos, puntualizó en entrevista después de un evento de entrega de apoyos para el campo en el municipio de Penjamillo.

El día que Semeí Verdía fue detenido, la comunidad del lugar se enfrentó con las fuerzas federales para tratar de liberarlo.

De estos hechos, resultó muerto el niño Hidilberto Reyes García, de 12 años de edad, y otros dos menores de 6 y 17 años quedaron lesionados, además de dos adultos, quienes tenían en el cuerpo lesiones de esquirlas.

El comisionado federal para la seguridad en el estado, Felipe Gurrola, admitió que en un momento dado los militares lanzaron disparos al aire para tratar de contener a la gente, pero descartó que la bala que mató al niño haya sido disparada por un militar.

Ayer, un grupo de el Alto comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estuvo en Ostula, recabando testimonios y evidencia de lo ocurrido en aquel lugar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS