Bloquea FUSDEG la carretera Tierra Colorada-Ayutla

Los integrantes del Frente Único piden se investigue la muerte de su coordinadora Nelva Edilia Sánchez
Foto: Dassaev Téllez
29/07/2015
16:33
Vania Pigeonutt / corresponsal
Chilpancingo, Guerrero
-A +A

Comisarios, coordinadores, comandantes y policías del Frente Único para la Seguridad  y el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG) bloquean la carretera federal Tierra Colorada (Juan R. Escudero)- Ayutla, a la altura del poblado de Omitlán, para exigir al gobierno investigue la muerte de su coordinadora Nelva Edilia Sánchez, asesinada el domingo, en San Marcos, Costa Chica de la entidad.

El bloqueo es total. Inició alrededor de las 7:00 horas, con la finalidad de que la Fiscalía General del Estado (FGE) abriera una investigación contra integrantes de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) que, expresaron, con la anuencia de su dirigente, Bruno Plácido, mantienen vínculos con el crimen organizado, y son los responsables de la muerte de Nelva Edilia y otros 19 miembros de su organización.

Salvador Alanís Trujillo, coordinador del FUSDEG –grupo comunitario que surgió tras separarse de la UPOEG– explicó que el problema radica en la pelea del corredor Xaltianguis, comunidad de Acapulco a Petaquillas, que pertenece a Chilpancingo y por donde atraviesan varios pueblos, porque es una zona importante para el trasiego de droga.

Un grupo de unas 50 personas de la UPOEG, porque reconoció, la organización surgió para la autoprotección entre las mismas comunidades, se ha encargado de infiltrar a policías a grupos del crimen organizado, que se dedican a la venta de droga, cuando ambos frentes nacieron para bien de la gente, no para “estar matando”.

Entre las prácticas de la UPOEG han detectado actos de tortura, robo de propiedades, detenciones ilegales, según dijo Alanís, aunque integrantes de esa agrupación han opinado lo mismo del FUSDEG. Sin embargo, no han podido dialogar con los comisarios, comandantes, policías de la UPOEG, para que acuerden su coexistencia sin que exista violencia.

Al lugar llegó el subsecretario de Gobierno para Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, Victoriano Sánchez Carbajal, quien no acordó nada en concreto con los inconformes, pero se comprometió a buscar una reunión para mañana a las 10 de la mañana en Tierra Colorada, para que sean respetados como sistema de justicia comunitario.

También reiteró que es importante reunirse con los comisarios y base de la UPOEG para llegar a acuerdos porque ya no quieren más violencia; necesitan que se esclarezcan las muertes de sus compañeros. Mantienen reuniones con funcionarios de la delegación de Gobernación federal para establecer esas reglas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS