Por inequidad, sacan a 4 partidos de elección

Trife: incumplieron con paridad de género en 12 municipios. Violencia, principalmente entre PRI y PVEM, marca comicios
19/07/2015
00:58
Fredy Martín, Horacio Jiménez y Misael Zavala / Corresponsal, reportero y enviado
-A +A

[email protected]

San Cristóbal de las Casas.— En víspera de la jornada electoral para renovar 122 presidencias municipales y 41 diputaciones locales, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, conocido como Trife, determinó que cuatro partidos políticos en Chiapas no participarán en los comicios de mañana en 12 ayuntamientos, debido a que no cumplieron con el principio de paridad de género.

Lo anterior se suma a un proceso electoral marcado por las agresiones, al registrarse más de una veintena de actos violentos —los más recientes se reportaron ayer en dos municipios con un saldo de cinco lesionados—, en especial entre simpatizantes del PRI y el PVEM, según denuncias.

Este sábado, el Trife informó sobre las sanciones: el Partido Humanista no podrá contender en los municipios de Catazaja, Emiliano Zapata, La Independencia, La Trinitaria, Mazatán, San Fernando y Tzimol, mientras que Encuentro Social no participará en Las Margaritas, Ocosingo y Pueblo Nuevo Solistahuacán.

El PVEM fue sancionado en Nicolás Ruiz, y Nueva Alianza en Totolapa.

La Sala Superior del máximo órgano de justicia electoral del país argumentó que no se materializó el principio de paridad de género para hacer efectiva la igualdad entre mujeres y hombres en las candidaturas.

De última hora, partidos políticos realizaban ayer cambios en al menos 212 candidaturas ante el Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana de Chiapas y se esperaban más modificaciones en las planillas para ayuntamientos y el Congreso local, pues tenían hasta la medianoche para corregir las fórmulas.

Por las modificaciones, ordenadas por el Trife desde el 8 de julio, las nuevas candidatas no aparecerán en las boletas electorales, lo cual para algunos partidos políticos será una confusión porque los ciudadanos no sabrán por quién votar.

 Carlos Navarrete, presidente nacional del PRD, pronosticó para hoy una “difícil jornada”. En su cuenta de Twitter señaló que el Instituto Electoral estatal tiene graves deficiencias; además de que “hay incertidumbre y violencia”.

De acuerdo con los reportes oficiales, hasta ayer continuaban las agresiones, protagonizadas por presuntos militantes del PVEM y PRI, que han mantenido una pugna añeja, a pesar de ser aliados en al menos dos municipios y de que el gobierno actual ganó como parte de una coalición que incluía a ambos institutos políticos.

El candidato del PRI al ayuntamiento de Comitán, Mario Guillén, presentó una denuncia ante el Ministerio Público, al resultar lesionado por un grupo de encapuchados, presuntamente integrantes del PVEM, quienes lo interceptaron y agredieron, afirmó.

Antes, durante la madrugada, cuatro militantes del Verde Ecologista resultaron heridos en Venustiano Carraza, luego de que presuntos militantes del PRI accionaron sus armas.

Según el reporte preliminar, los agresores que viajaban a bordo de tres camionetas pasaron cerca de la casa de campaña de Eduardo Nájera, candidato a la alcaldía por el PVEM.

Al llegar ahí, comenzaron a disparar y, ante ello, militantes del Verde respondieron al ataque. La tensión aumentó en la cabecera municipal y militantes de ambos partidos cerraron calles e instalaron barricadas.

Desde el inicio del proceso —el mes pasado— comenzó la violencia, que incluye agresiones a candidatos, y la detención de camiones con despensas y fertilizantes presuntamente para compra votos, entre otros hechos.

Tan sólo esta semana se reportaron al menos 12 incidentes, como la instalación de retenes —ayer— en el municipio de Altamira por presuntos militantes del PRI, en tanto que cinco supuestos simpatizantes del PVEM fueron detenidos el viernes en La Concordia por la “compra de votos”.

Para el investigador Gaspar Morquecho, las pugnas entre el PRI y el PVEM derivan de las viejas rencillas entre militantes del tricolor, cuyas bases excluidas fueron “acogidas” en el “Verde”, donde fueron a fortalecer la “fuerza local”, consideró.

El experto en temas sociales explicó que pese a los pleitos, ambos partidos no dudan en ir en alianza, fenómeno que podría repetirse en 2018 con un candidato a la Presidencia.

Destacó que cuando el “grupo duro del priísmo” denegó participación a algunas fuerzas, entonces el PVEM “les dio plataforma para consolidarse como una fuerza local”.

Estas pugnas surgieron en el viejo priísmo, cuando los del Verde no tuvieron cabida, principalmente en el “núcleo duro” del partido.

Así, las pugnas son “un reflejo de que la negociación no se pudo concertar en todos lados y que de alguna manera”, aun peleados, caminarán juntos dentro de los próximo tres años, cuando se elegirá gobernador, presidente, senadores, diputados federales y locales y alcaldes.

En la elección del pasado 7 de junio, el PVEM ganó los 12 distritos federales electorales, en una alianza con el PRI, y para la de mañana van en alianza en las alcaldías de Tapachula y Tuxtla Gutiérrez, así como en 16 de los 24 distritos locales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS