Complica comicios no cumplir cuota de género

Tribunal revocó 200 candidaturas en Chiapas
De cara a la jornada electoral del próximo domingo, en el estado priva la incertidumbre debido a la falta de información por la sustitución de candidaturas. Foto: RAMÓN ROMERO. EL UNIVERSAL
13/07/2015
03:07
Misael Zavala
-A +A

El panorama electoral en Chiapas se ha tornado difícil para los partidos políticos y el organismo electoral, debido a que una revocación del Tribunal Electoral de al menos 200 candidaturas que incumplían la cuota de género frenaron las campañas y, en varios casos, los nuevos candidatos sólo tendrán tres días para hacer proselitismo, y hasta podrían no aparecer en las boletas electorales del 19 de julio.

El 8 de julio, el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) ordenó al Instituto de Elecciones y Participación Ciudadana (IEPC) de Chiapas que hiciera cumplir a los partidos la paridad de género, ya que no la habían respetado.

Un día después, el 9 de julio, el IEPC sesionó para cumplir el ordenamiento, pero no sólo eso, la paridad tuvo un elemento más: los partidos debían registrar a sus candidatas en municipios competitivos tomando en cuenta los resultados de la elección de 2012.

Con el acuerdo signado hubo un periodo de veda electoral y ningún candidato de los partidos pudo hacer proselitismo durante tres días —solamente pueden hacer actos de campaña los independientes—, puesto que no había candidatos registrados de los partidos hasta que se diera otro acuerdo que avalara todas las candidaturas con la paridad de género, 50-50.

La consejera presidenta del IEPC de Chiapas, María de Lourdes Morales, declaró a EL UNIVERSAL que es un proceso electoral complicado por todas las implicaciones que conlleva la sustitución de las candidaturas, a pesar de que el mismo organismo electoral local las avaló.

Y hay otro problema: las boletas electorales ya fueron impresas con los nombres de los candidatos anteriormente registrados y podría darse la situación de que no se puedan reimprimir.

Al respecto, la consejera sostuvo que ha consultado a la empresa Car Grafics —encargada de la impresión de las boletas— que haga un estimación de cuánto tardaría en imprimirlas con los nombres que fueron ajustados. Además, se pidió una segunda opinión a Talleres Gráficos de la Nación que aún no ha respondido.

Sin embargo, esto también implicaría que se tengan que repartir las boletas en los 24 distritos electorales en menos de una semana, porque el próximo domingo será la renovación de las 122 alcaldías chiapanecas.

Sui géneris. Para los institutos políticos el ajuste significa una amonestación del tribunal electoral federal por no cumplir con la cuota de género en 200 candidaturas.

En sus oficinas de Tuxtla Gutiérrez, el presidente del PAN chiapaneco, Carlos Palomeque, acepta que ellos tampoco respetaron la paridad de género en al menos 13 candidaturas.

Aseveró que es una situación sui géneris porque en la historia el estado no se había registrado un proceso con tantos problemas e irregularidades.

“Está cabrón. Se volvió algo inimaginable. A una semana de la elección es algo complicado, esperemos que sirva de lección en las próximas elecciones. No sé qué van a hacer las candidatas en tres días, ni chance habrá de hacer la propaganda”.

Para el representante de Movimiento Ciudadano en el órgano electoral local, Francisco González, el proceso electoral ha quedado “parchado y remendado”, porque dijo que a su partido le hicieron falta 17 candidatas mujeres para la elección de alcaldes.

El representante panista ante el IEPC, Francisco Hernández, dijo que la sustitución de candidaturas causó confusión porque había candidatos que habían iniciado campaña. En este sentido, el representante del PVEM —partido que tuvo irregularidades en 47 candidaturas— , Mauricio Mendoza, dijo que el estado ha vivido días muy convulsionados porque hay falta de información por la sustitución de candidaturas.

Samuel Castellanos, representante de PRD ante el mismo órgano, sostuvo que es preocupante la situación actual del proceso electoral. Los perredistas tuvieron que cambiar al menos 26 candidaturas por la cuota de género.

Asimismo, el PRI tuvo irregularidades en al menos 44 candidatos, Mueve Chiapas 37 y Morena en sólo una.

Todos los partidos aceptan la culpa de no respetar la cuota de género en una elección que costó al erario unos 700 millones de pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS