Vigilan 700 gendarmes poliducto, por ordeña

CNS: abarcan municipios de Tamaulipas y Nuevo León. Harán labores de inteligencia y seguridad por tierra y aire
En este operativo sin precedente las fuerzas federales vigilarán por tierra y aire casi 500 kilómetros, señala la CNS. Foto: Archivo
12/07/2015
02:25
Marcos Muedano y Horacio Jiménez
-A +A

[email protected]

La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) desplegó a 700 elementos para evitar el robo y extracción de combustible por parte del crimen organizado en un poliducto que pasa por Tamaulipas y Nuevo León. En este operativo sin precedente las fuerzas federales vigilarán por tierra y aire casi 500 kilómetros.

“En el marco de las acciones emprendidas de manera coordinada entre la Policía Federal y Petróleos Mexicanos (Pemex), tendientes a inhibir el robo y la extracción ilegal de combustible, 700 elementos fueron desplegados en el operativo de seguridad y vigilancia en torno a un poliducto que abarca los municipios de Ciudad Madero, Tamaulipas y  Cadereyta de Jiménez,  Nuevo León”, explicó la dependencia.

La CNS expuso que el poliducto es uno de los más importantes del norte del país, por lo que las autoridades desplegaron el operativo para evitar que integrantes del crimen organizado afecten el abasto de combustible a través de las actividades ilícitas que realizan en la zona.

“Por ello, la Policía Federal a través de sus divisiones de Gendarmería, Inteligencia, Fuerzas Federales y Seguridad Regional, a partir de este 11 de julio, mantendrán presencia permanente en las inmediaciones del poliducto”, informó la CNS.

Los elementos se encargarán de vigilar 486 kilómetros a través de labores de inteligencia y seguridad en tierra y por aire, para generar las condiciones para garantizar el flujo de combustible que se traslada.

El personal efectuará recorridos por las carreteras aledañas, además de establecer puntos de inspección a vehículos que transportan hidrocarburos y reforzarán las acciones de patrullaje para detectar alguna actividad irregular.

El operativo estará coordinado desde un puesto de mando que permitirá atender en tiempo real y de manera oportuna cualquier situación de manera conjunta con la Subdirección de Salvaguardia Estratégica de Petróleos Mexicanos.

Además, participará personal de las secretarías de la Defensa Nacional y  de Marina-Armada de México, así como el Centro de Investigación y Seguridad Nacional y la Procuraduría General de la República (PGR).

Mientras, el presidente de la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados, el priísta Abel Salgado, pidió intensificar las acciones preventivas y protocolos de actuación inmediata, ante la ordeña de ductos.

A través de un punto de acuerdo que presentó en la Comisión Permanente, el legislador recordó que en días pasados se presentó un desabasto de gasolina en los estados de Coahuila, Nuevo León, Jalisco, Aguascalientes, San Luis Potosí, Nayarit, Colima, Chihuahua y Zacatecas.

Mencionó que para las autoridades este desabasto se debió a la proliferación de tomas clandestinas de gasolina y la actualización del sistema de facturación de Pemex.

De acuerdo con información de los estados, la crisis de abasto registrada a principios de julio afectó a más de 600 gasolineras, cuyo servicio se ha ido regularizando de forma paulatina, tras la decisión de la empresa del Estado  de importar más combustible.

Según cifras de Pemex, las tomas clandestinas de hidrocarburos en el país han ido en aumento, ya que en 2013 se reportaron 2 mil 614 casos, mientras que el año pasado se elevó a 3 mil 348, lo cual cuesta a la empresa más de 19 mil 417 millones de pesos anuales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS