Alerta por actividad eruptiva en volcán de Colima

El coloso registró lanzamiento de material incandescente por más de cinco horas. Protección Civil implementó protocolos preventivos
Elementos de Protección Civil de Colima recorrieron las comunidades de La Yerbabuena y La Becerrera, las más cercanas al cráter, para repartir cubrebocas y realizar pláticas informativas ante la posibilidad de un desalojo. FOTO: SERGIO TAPIRO VELASCO
11/07/2015
03:20
Raúl Torres / Corresponsal
-A +A

Guadalajara.— La Coordinación Nacional de Protección Civil de la Secretaría de Gobernación (Segob) informó que se inició la primera fase de desalojo en el municipio de Comala, ante el incremento de la actividad en el Volcán de Fuego.

Informó que la Unidad Estatal de Protección Civil de Colima determinó el traslado preventivo de 19 personas de la comunidad de La Yerbabuena, que serán alojadas temporalmente en la localidad de la Becerrera.

En un comunicado, la Segob dio a conocer que a las 20:17 horas de ayer el Volcán de Colima tuvo un emisión constante de ceniza y flujos de material incandescente hacia el sector oeste-suroeste, durante unos 45 minutos y una altura aproximada de 4 mil metros con alto contenido de ceniza.

También señaló que se habilitará un refugio temporal en la Escuela Vasco de Quiroga en Comala.

La caída de ceniza llegó a las comunidades de La Yerbabuena, La Becerrera, San Antonio, Carrizalillo, El Naranjal, Nuevo Naranjal y Suchitlán.

La tarde de ayer se informó que el coloso había entrado en la “fase eruptiva”; las unidades estatales de Protección Civil de Jalisco y Colima realizaron un análisis de la situación con el comité científico que monitorea el coloso, por lo que emitieron recomendaciones para no acercarse a menos de 7.5 kilómetros del cráter.
Al mediodía se intentó sobrevolar el volcán para inspeccionar el domo, pero la intensa nubosidad impidió la visibilidad, por lo que se decidió posponerlo para este sábado.

La Unidad Estatal de Protección Civil detalló que el cambio de fase del volcán de “efusiva” a “eruptiva”, tiene que ver a que en meses anteriores se acumuló material en el domo y ahora comienza a destruirse. Este año el volcán ha emitido 2 mil 500 exhalaciones y mil 91 expulsiones de material incandescente, señaló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS