Miles demandan frenar importación de acero

En riesgo, 8 mil 500 fuentes de empleo, alertan obreros
Según los organizadores, fueron más de 20 mil personas las que participaron en la marcha realizada ayer por las calles de Monclova (HILDA FERNÁNDEZ / EL UNIVERSAL)
01/07/2015
03:04
Hilda Fernández / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Monclova.— Luego de que este martes 30 de junio Altos Hornos de México anunciara una nueva oleada de despidos, miles de obreros y empleados de esa empresa, así como ciudadanos, tomaron las calles de esta ciudad en demanda de que el gobierno federal imponga un arancel a las importaciones de acero procedente de China, porque de no hacerlo, dijeron, 8 mil 500 trabajadores serán despedidos y se afectarían más de 41 mil empleos de compañías proveedoras y prestadoras de servicios.

Según los organizadores, fueron más de 20 mil personas las que participaron en la marcha organizada por el Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos, Siderúrgicos y Conexos.

A gritos, los manifestantes reprocharon al secretario de Economía Federal, Ildefonso Guajardo, que haya ignorado la problemática que afecta a la industria acerera nacional y particularmente a AHMSA, porque miles y miles de trabajadores y sus familias están a punto de quedarse sin comer y sin manera de subsistir.

Se cimbra la siderúrgica. Los manifestantes señalaron que ante la “desleal competencia china”, la empresa siderúrgica más importante de América Latina se cimbra y los ajustes a la cadena industrial, que implica la reducción de la producción, afecta a 30 compañías constructoras, proveedoras de insumos, hasta transformadores de acero con una plantilla de 8 mil empleos directos y 40 mil indirectos.

El alcalde, Gerardo García Castillo, señaló que AHMSA es el pilar de la economía regional, por lo que de concretarse los reajustes, advirtió, “colapsaría” la economía en gran parte de las regiones Centro, Carbonífera, Cinco Manantiales y Norte de Coahuila.

La de este martes fue una protesta enérgica con reclamos puntuales, “Fuera el acero de China… queremos producción, porque trabajamos con calidad y seguridad…No somos uno, ni somos cien, gobierno cuéntanos bien”, gritaban los obreros .

Había pronóstico de lluvia, por lo que los manifestantes sentenciaban: “Que llueva, que truene ya nada nos detiene” y remataban: “No nos vamos a quedar callados”.

En un hecho inédito, sin distingo de partido, encabezaron la protesta media docena de alcaldes, líderes y directivos de uniones, cámaras, organismos empresariales y comerciales.

Al frente iban los presidentes municipales de Monclova, Gerardo García Castillo (PAN); San Buenaventura, Óscar Flores Lugo (PRI); Frontera, Amador Moreno López (PAN); Sacramento, Juan Antonio Velazco (PRI), y Nadadores, Ismael Aguirre Rodríguez (PAN), entre otros.

La marcha partió por la tarde del monumento al Ave Fénix, a la entrada de la ciudad, recorrió el bulevar Harold R. Pape, la arteria principal de la capital del acero, y desembocó en la plaza principal frente a la presidencia.

Ahí, desde la sede del gobierno municipal, el alcalde García Castillo demandó enérgicamente a las autoridades federales a resolver el problema y a imponer un arancel al acero chino.

“Vamos a sudar la camiseta y a sudar sangre si es necesario”, sentenció el edil.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS