'La Coyota' busca triunfar donde migrar es el "sueño"

Hortensia pelea la alcaldía de Tiquicheo
Para el PVEM, Hortensia Sánchez no sólo es una posibilidad de ganar. Raúl Tinoco/El Universal
03/06/2015
03:06
Dalia Martínez / corresponsal
Morelia, Michoacán
-A +A

La candidata del PVEM en Tiquicheo es una mujer que desde muy joven encontró en el tráfico de migrantes hacia Estados Unidos un modo de vida, pero que en aquel país la llevó a purgar una condena de cinco años en McAllen, Texas.

La ley electoral actual, según reconoce el presidente del Instituto Electoral de Michoacán (IEM), Ramón Hernández Reyes, no impide que ninguna persona se postule a un puesto de elección popular, aun cuando haya tenido antecedentes penales dentro o fuera del país, siempre y cuando —a pesar de haber cometido un delito— no implique pena física, es decir, que le impida gozar de su libertad.

El dirigente estatal del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jonathan Zanata, afirma que la candidatura de Hortensia Sánchez “es legitima y legal, porque la gente la quiere mucho y ha demostrado que puede posicionar a nuestro partido en una zona en la que no habíamos incursionado.

“Eso es cosa del pasado; cometió un delito y pagó su pena y no hay nada que le impida postularse”.

Por primera vez en Tiquicheo, el PVEM ha montado su estructura con todo y candidata, con la sorpresa de que en poco tiempo ganó adeptos que pueden llevar a Hortensia a ser la segunda mujer que gobierne la alcaldía.

Enemistad

A Hortensia Sánchez todos la conocen en el pueblo de Tiquicheo y sus alrededores como 'La Coyota', aunque a ella ese mote le molesta, porque, asegura, que se lo impuso para denostarla el actual presidente municipal, Mario Reyes Tavera, a quien ella cruzó hacia el otro lado y con quien alguna vez tuvo un romance, pero ahora sostiene una agria enemistad.

Hasta hace poco, esta mujer de 46 años tenía sueños de postularse para el puesto de alcaldesa por el PRI, partido al que había pertenecido desde que alcanzó la mayoría de edad y en el que ha militado por siempre su familia.

Sin embargo, este partido le cerró la puerta y el PVEM le dio la opción. Para ella la política no es cosa nueva. En 2005 ocupó por pocos meses el puesto de regidora, pero abandonó su encargo para pasar a EU un numeroso y prometedor grupo de migrantes, entre los que había centroamericanos y mexicanos.

Pero en esa ocasión la suerte no le sonrió y junto con su esposo fue capturada por la justicia estadounidense para ser procesada y condenada a purgar una condena de cinco años, tras ser delatada por una paisana suya, llamada Irma Ramírez.

Según el expediente de la corte estadounidense, Hortensia Sánchez intentó pasar a un grupo de migrantes entre los que se encontraba una menor de edad, llamada Paz Berenice Tavera, cuyos tíos pagaron 2 mil 500 dólares para que la cruzara, pero después contaría a sus padres que Hortensia los abandonó en medio del desierto dentro de la caja de un tráiler.

La joven de entonces 17 años de edad fue deportada junto con el grupo de indocumentados y fue puesta a disposición del DIF de Tamaulipas, donde días después su padre la recogió.

Enojada por ese hecho, Irma decidió delatarla y dar a las autoridades estadounidenses los pormenores de los polleros que les habían prometido vida y fortuna del otro lado de la frontera.

Irma señaló a Hortensia Sánchez y su marido como los principales enganchadores, y quienes les pagaron hasta 3 mil dólares por cruzarlos.

Hortensia fue detenida y llevada a la prisión de McAllen, donde “por buen comportamiento”, según dice, le dejaron purgar sus últimos dos años de condena en un arresto domiciliario.

A finales de 2010, Hortensia regresó deportada a su pueblo natal, Tiquicheo, y después de probar suerte en otros negocios menores decidió que quería ser alcaldesa de este pueblo que se encuentra en el ranking de los 30 municipios más marginados del país.

Con un clima que supera temperaturas de 40 grados a la sombra, Tiquicheo se caracteriza por tres cosas: su pobreza, la presencia del crimen organizado y la migración.

Quizá no es raro que nadie se escandalice de que 'La Coyota' haya decidido hacer campaña para tratar de convertirse en la segunda alcaldesa de este lugar.

La primera fue María Santos Gorrostieta Salazar, quien luego de tres atentados murió a manos del crimen organizado, a pocos meses de haber concluido su gestión.

Los enemigos declarados de Hortensia, entre los que se encuentra el actual alcalde priísta Mario Reyes Tavera, aseguran que para obtener votos ofrece en sus mitines que de llegar a gobernar este municipio pasará del otro lado a quien así lo desee, cuente o no con una visa. Ella, categórica, lo niega.

Lo cierto es que Hortensia incursionó hasta cierto punto con éxito en la política cuando el Partido Verde, y a pesar de su antecedente, decidió llevarla a la candidatura, y de paso abrir camino en donde hasta ahora se han turnado el poder sólo el PRI y el PRD.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS