Lamenta PAN en Guerrero reacción de Mojica

El vocero de la pasada campaña panista a gobernador, Juan Manuel Olea, recordó que la ex abanderada del PRD-PT tampoco aceptó cuando no fue electa gobernadora sustituta
El vocero panista insistió que la reacción que Mojica ha tenido ante los resultados del 7 de junio era de esperarse
24/06/2015
19:49
Ciudad de México
-A +A

El vocero en la pasada campaña panista a Gobernador, Juan Manuel Olea Contreras, lamentó la reacción de Beatriz Mojica, de impugnar el pasado proceso electoral y aseguró que era predecible ya que la ex abanderada del PRd- PT se comportó igual cuando no la eligieron gobernadora sustituta de Ángel Aguirre.

Quien fuera colaborador del ex candidato a la gubernatura de Guerrero, Jorge Camacho, dijo que en esa ocasión, Beatriz Mojica señaló a integrantes de su propio partido de misóginos, vengativos, de actuar por discriminación de género; incluso, dijo, vinculó a otros sin pruebas de estar detrás de los acontecimientos de Iguala.

“Bastaba con poner atención en el proceso de designación de gobernador sustituto en el que participó para saber cuál sería su actitud ante la derrota del 7 de junio”, afirmó.

El vocero panista insistió que la reacción que Mojica ha tenido ante el gobernador electo, Héctor Astudillo, era de esperarse, porque si fue capaz de señalar a sus mismos correligionarios, cómo podríamos pensar que no señalaría a su principal contendiente en la lucha por la gubernatura.

Dijo que la ex candidata perredista resalta por su inteligencia y su labor de campaña, la cual, aseguró, “fue muy competitiva”, pero dijo que todos los participantes de la contienda electoral hicieron un gran trabajo y que no es posible denigrar el trabajo ni la decisión de ningún guerrerense.

Por otra parte, comentó que a la campaña perredista afectaron también los errores del dirigente del PRD, Carlos Navarrete, quien sólo ha justificado su fracaso a través de acciones que tampoco han sido las idóneas, pues recordó que cuando ocurrieron los hechos de Iguala, el líder perredista manejó la situación como una crisis pasajera y le restó importancia a lo que sucedía.

“La impugnación de la elección es para Navarrete una justificación de su fracaso y para Mojica una bandera que la puede llevar a buscar otros espacios de actuación política”, puntualizó Manuel Olea.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS