Podría armarse a Siria con armas incautadas

Desde 2006, se han confiscado 308 mil 881 armas, en promedio 94 al día
El mapa con las armas decomisadas. Fuente: PGR, Sedena y Semar
17/06/2015
00:35
Katia Torres y Miguel Bonilla
-A +A

Síguenos en Facebook y Twitter

En menos de una década, de 2006 a 2014, el gobierno federal confiscó 308 mil 881 armas. De esta cantidad, de 2009 a 2012 se incautó 60% del total: 153 mil 326. Hasta antes de 2009 sólo habían sido aseguradas 49 mil 180.

Informes de la Procuraduría General de la República (PGR), de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Secretaría de Marina (Semar) a los que tuvo accesoEL UNIVERSAL a través de la ley de transparencia, revelan también que más de 50% de armas (155 mil) fueron decomisadas en sólo tres entidades: Distrito Federal, Tamaulipas y Michoacán, con 93 mil 105, 31 mil 926 y 31 mil 458 armas, respectivamente.

Para ponerlo en proporción, la cantidad de armas de fuego decomisadas, en promedio 94 todos los días, alcanzaría para equipar a una fuerza bélica con un total de efectivos superior al de la Marina, —que cuenta con unos 60 mil marinos— o la Policía Federal —que tiene cerca de 45 mil efectivos—, o incluso a fuerzas armadas de otros países como Siria, cuyo ejército suma en total 304 mil elementos y ocupa el lugar 16 a nivel mundial por el tamaño de sus huestes.

La cantidad de armamento supera el número que integran el total de las fuerzas armadas —entre fuerzas permanentes, reservas y paramilitar— de todos los países de Centroamérica, que en conjunto suman 257 mil 500 efectivos.

Así también supera el número del total de las tropas de Japón, el cual posee 297 mil 329 elementos y ocupa el lugar 22 del mundo.

Aunque es muy difícil determinar cuantas armas ingresan ilegalmente al país, el informeTráfico de Armas de Estados Unidos hacia México, elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados, publicado en diciembre de 2014, estima que cada día entran, de manera ilegal, alrededor de 2 mil artefactos de este tipo a México, es decir, un total 730 mil al año.

También señala que según estimaciones no oficiales en 2011 había 15.5 millones de armas no registradas en México, cifra que, advierte, pudo haber aumentado en los últimos años.

De acuerdo con el especialista en seguridad Guy Ben-Nun, no todas las armas que entran ilegalmente se quedan en el país, pues su destino pueden ir desde su tráfico a otros países, principalmente a Sudamérica, o a pasar a manos de delincuentes del fuero común o al crimen organizado.

Dos escenarios. La cantidad de armas que hay en el país genera dos escenarios: por un lado que los traficantes de armas continúen expandiendo las rutas y con ello su enriquecimiento, y por otro, que con un mayor número de armas disponibles continúe la escalada de violencia, analiza el también autor del libro 101 Pactos de Seguridad y dueño de la empresa Consultoria en Seguridad, Guy Ben-Nun.

En ese sentido, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) dio a conocer en suInforme sobre la Prevención de la Violencia 2014, que en México, siete de cada 10 personas son asesinadas con arma de fuego, lo que ubica a nuestro país en la posición número 12 con la mayor proporción de homicidios de este tipo, y en el mismo nivel de países como Brasil y Kuwait.

Al respecto, Iliana Rodríguez Santibáñez, investigadora del Tecnológico de Monterrey, aseguró que México es parte de los 130 países que firmaron y de los 69 que ratificaron el Tratado Internacional de Comercio de Armas de la ONU, el cual busca el tráfico legal de armas, sin embargo, dijo que mientras los diferentes órdenes de gobierno no trabajen de manera coordinada y eficiente, continuará la venta ilegal de arsenales.

Tres estados a la cabeza. El Distrito Federal, Tamaulipas y Michoacán encabezan la lista de 32 estados con el mayor número de aseguramientos, mientras que Yucatán, Tabasco y Quintana Roo se ubican como las entidades con el menor número.

En ese sentido, el informe Las cifras hablan No. 36: tráfico de armas del Instituto Belisario Domínguez del Senado de la República, indica que cerca de 6 mil 700 armerías se concentran en las zonas limítrofes con México, especialmente en California, que limita con Baja California, aunque también en Arizona, Nuevo México y Texas.

De acuerdo con los tres documentos obtenidos vía transparencia, el Distrito Federal tiene el mayor número de decomisos con un total de 93 mil 105.

De los cuales 93 mil 63 fueron incautadas por la PGR, 24 por la Sedena y 18 por Semar. Asimismo, se especificó que de ellas, 8 mil 707 eran cortas, 3 mil 791 y 80 mil 607 no especificadas.

Tamaulipas es el segundo estado con el mayor número de requisas, un total de 31 mil 926, de ellas, 2 mil 451 por la PGR, 27 mil 850 por la Sedena y mil 625 por la Semar. De ese total el 67% son armas largas y 22% cortas; el resto no se especificó el tipo de arma.

En tercer lugar está Michoacán, con 31 mil 458 armas, de éstas 26 mil 296 fueron por la Sedena, 4 mil 941 por la PGR y 223 por la Semar. Además, de ellas, 55% son largas, 45% cortas y el resto no se especificó.

Tan sólo estas tres entidades concentran 50% del total de las requisas.

El cuarto, quinto y sexto lugar lo ocupan Sinaloa (23 mil 386), Guerrero (12 mil 235) y Chihuahua (11 mil 826).

Y Sonora (10mil 134), Baja California (9 mil 816), Nuevo León (9 mil 377) y Jalisco (8 mil 432) ocupan los lugares restantes de los 10 estados con más decomisos.

Inconsistencias en documentos de transparencia. Además del archivo sobre aseguramiento de armas de la PGR, con la solicitud vía transparencia también se entregó una relación de las personas detenidas e indiciadas por presumibles ilícitos de portación de arma, sin embargo, al cruzar la información se encuentran inconsistencias.

De acuerdo con el documento, en 2014 se detuvo a 12 mil 851 personas, no obstante la cantidad total de armas incautadas el año pasado fue sólo de 7 mil 769.

Es decir, según estos documentos, hubo más detenidos por portación de arma que armas incautadas en sí.

Al respecto, ambos especialistas coincidieron en que ello puede deberse a que en muchas ocasiones se hacen detenciones “por presunción de portación de arma de fuego” y al tratarse de una lista de detenidos y no de procesados, “es muy probable que muchos de los detenidos no se les hubiera podido comprobar que tuvieran el arma”.

Otra omisión es que los documentos entregados por Semar no tenían los datos de 2007, ni enumeraban todos los estados, por lo cual el número de armas requisadas podría aumentar.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS