1

Presunta asesina de madre y hermana consumía drogas

Anastasia Lechchenko declaró ante la fiscalía del estado que las mató porque "eran brujas"
Familiares y amigos han iniciado una recolección de fondos para cremar los restos de la joven madre de origen ruso y su pequeña hija (JORGE DUENES / REUTERS)
14/06/2015
04:49
Laura Sánchez / corresponsal
-A +A

Tijuana.—Anastasia Lechchenko recién cumplió 19 años, aunque sus vecinos dicen que parece una niña; no se explican cómo con sus delgadas manos acuchilló y descuartizó a su madre y a su pequeña hermanita. Hasta el momento, personal de la fiscalía fronteriza informó que la joven las asesinó “porque eran brujas”.

Yulya Masney Safonchik, su madre de 45 años de edad, era tan bella como la hija. Larga y delgada, de ojos verdes y cabello largo. Valeria Lechchenko Masney, de 12 años de edad, era el nombre de su pequeña hermana.

Las tres vivían en Playas de Tijuana, una colonia de clase media alta, con vista al Océano Pacífico.

Igor Lechchenko, un entrenador para atletas de alto rendimiento en la Universidad Autónoma de Baja California, es el padre de la presunta asesina.

Las autoridades aún desconocen la hora y la fecha en que Anastasia asesinó y descuartizó a su madre y hermana. La Procuraduría General de Justicía de Baja California informó que el pasado miércoles recibieron una denuncia de que desde una residencia se despedía un olor fétido.

Fue a las 22:50 horas cuando las autoridades localizaron en la avenida Ensenada número 2311 de la sección Jardines del Sol, en el fraccionamiento Playas de Tijuana, los cuerpos de Yulya y Valeria.

Las encontraron desmembradas en bolsas de plástico negro. Según las primeras investigaciones, habría un sospechoso en el entorno familiar, versión que fue confirmada cuando la PGJE citó a declarar a la joven.

“Las mató por brujas, porque le hacían brujería”, dice una fuente al interior de la fiscalía, al menos esa fue la versión que ofreció la joven a las autoridades. Una voz le ordenó que las matara, que las acuchillara y después metiera sus restos en una bolsa.

Hasta el momento la joven se encuentra detenida por las autoridades judiciales, quienes no han ofrecido más detalles del caso; sin embargo, la principal línea de investigación arroja que la joven consumía drogas desde temprana edad.

Familiares y amigos han iniciado una recolección de fondos para cremar los restos de la joven madre de origen ruso y su pequeña hija. Quienes fueron amigos de la familia informaron a través de las redes sociales que el Ayuntamiento de Tijuana también apoyaría con parte de los gastos funerarios.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS