"Me amenazaron, pero tengo muchos pantalones"

El ex jugador dice que le "advirtieron" no presentarse al registro, pero que ayudar a la gente es lo que más disfruta
08/05/2015
03:56
Iván Pirrón
-A +A

[email protected]

Cuernavaca.— Dieciocho días después de haber jugado su último partido como futbolista profesional, Cuauhtémoc Blanco trata de aprender a quitarse las patadas que se dan en la política, una cancha extraña para el ex símbolo de la Selección Nacional.

El ahora candidato por el Partido Socialdemócrata a la alcaldía de Cuernavaca revela a EL UNIVERSAL que lo amenazaron para que no contendiera, que sí le “jalaron las orejas” cuando confundió al PRD con el PSD, que sus contrincantes le tienen miedo, que va a “arrasar” en las votaciones del 7 de junio y que se casa, una vez terminado el proceso electoral.

¿Cómo es la vida de político?

Difícil, complicada. Ahora sí tengo que trabajar de nueve a nueve. Ha sido muy cansado, pero estoy contento con la gente, que la verdad, me ha recibido muy bien. Estoy viendo las quejas que tiene toda la gente, de todo lo que les hace falta. Es una tristeza ver cómo la gente te lo pide.

Después de más de 20 años como deportista profesional, ¿qué extrañas del futbol?

Lo que extraño son los compañeros, porque sabes que soy muy bromista y ahora no tengo a quién molestar. Pero, mira, para mí este es un reto muy importante y Dios me puso en este camino para ayudar a la gente. Todo el mundo sabe que a mí me encanta ayudar a la gente y tengo un objetivo, que es llegar a la presidencia municipal.

¿Y las patadas en la política...?

Hay envidias. Ahora que llegué, hay un poder muy importante que es el PRI y el PRD, que han gobernado muchas veces aquí en Cuernavaca, tanto como el PAN, y como que están un poco molestos porque creo que les vamos a ganar. Estoy convencido.

Ellos dicen que yo no sé nada de política, pero yo sé cómo trabajar y tengo un equipo atrás de mí que me está respaldando para poder hacer bien las cosas y ayudar a la gente.

En un evento de campaña tuviste un resbalón hace unos días: dijiste PRD en lugar de PSD. ¿Te jalaron las orejas?

Sí. Mira, nadie es perfecto en la vida. Todos somos seres humanos y nos vamos a equivocar. Si se equivocó el Presidente, imagínate que no me equivoque yo… Sí, me equivoqué, cometí el error y en lugar de decir PSD dije PRD. Acepto mi error, pero al final de cuentas, la gente se ha dado cuenta de que soy una persona muy sincera.

¿No temes a una campaña de desprestigio?

No… Mira, ellos tienen miedo de que les quite su reinado. Esa es una realidad. [La gente] quiere un cambio, porque creo que ya no les creen a los políticos, que les han prometido muchísimas cosas a las ciudadanos. Y ahorita que estoy aquí, no se van a quedar con los brazos cruzados, van a hacer todo lo posible por sacarme del juego. Pero yo voy a luchar y me voy a esforzar al ciento por ciento para tratar de llegar a la presidencia de Cuernavaca, que para mí es un reto difícil, pero sé que lo voy a lograr.

Ahorita que estoy visitando las colonias les he dicho que salgan a votar. Para mí es muy importante que no vendan su voto, que no se compre con una despensa, porque a final de cuentas, les van a hacer lo mismo.

En este debut como político debe haber muchas presiones. ¿Alguien te ha amenazado?

Una persona me amenazó, pero… Mira, me dijo que no me presentara. Pero yo, como creo que todo el mundo sabe, soy una persona que va de frente y tengo muchos pantalones, y no tengo miedo a nada. No tengo cola que me pisen y simplemente voy a luchar por mi objetivo, que es llegar a la presidencia municipal y ayudar a esa gente, que creo que lo necesita, que está desesperada.

¿Te amenazó una persona de otro partido? ¿Se puede saber quién?

No, no, no… No quiero caer en problemas, pero simplemente me dijo que no me presentara al registro. Pero mira, aquí estoy.

¿Fue cara a cara? ¿Por teléfono?

Telefónicamente. Pero nada debo y nada temo.

Porque saben que tengo muchas posibilidades de ganar.

¿Todavía estabas con el Puebla?

Sí... Fue en enero.

¿Te amenazó de muerte?

No, sólo me dijo que no me presentara, que tuviera mucho cuidado. Pero ya sabes que yo tengo los pantalones bien puestos y no le tengo miedo a nada.

Morelos es, según estudios, el estado más violento de México y Cuernavaca es la ciudad con mayor índice de violencia. ¿Qué planeas?

Primero tenemos que quitar el mando único, porque creo que no ha servido, no ha dado resultados. Vamos a subirles el sueldo a los policías y motivarlos para que hagan bien su trabajo. Aquí lo importante es que estemos todos los ciudadanos convencidos que estamos mal en seguridad en Morelos y en Cuernavaca. Con la ayuda de la gente, con una alerta vecinal, porque eso ayuda muchísimo... Iluminar todo Cuernavaca, porque hay calles en las que no hay luz o hay un foquito y no se ve nada. Necesitamos trabajar para que tengamos un Cuernavaca seguro y que regrese la gente del DF, que tenía aquí sus casas. Hace como siete u ocho años venía toda la gente para acá y es importantísimo regresarla. Ahora, la gente sólo viene a sus casas, se encierra, va al súper y no sale.

No te va mal en las encuestas. Depende de la que consultes, pero estás en primero o en segundo lugar. ¿No te da miedo que la elección no sea limpia?

En eso se va a trabajar. Por eso le digo a la gente que, si queremos ganar, tienen que salir a votar todos, porque ahí ya no va a haber pretexto, ahí no nos van a robar. Si sale la gente a votar el 7 de junio, yo creo que voy a arrasar, pero hay que convencer a la gente.

Que se olviden del partido México-Brasil, que estoy luchando para que no lo vayan a ver y que se concentren en votar para arrasar y así no tener ningún problema en las elecciones. Sé que puede haber trampas en las elecciones, pero estamos trabajando en estar al pendiente de todas las casillas.

Se filtró que te casas, ¿es cierto?

Sí.

¿Se puede saber el nombre de la prometida?

Ja, ja, ja, ja… por ahí anda.

¿Qué va a pasar con ella si te conviertes en alcalde?

Ella, mira… se llama Natalia. Es empresaria, tiene una agencia de modelos. Ella tiene que hacer su trabajo, en su negocio. Y a mí, la verdad, me da muchísimo gusto que trabaje y se preocupe porque le vaya bien en su trabajo.

¿Le darías un cargo público?

No sé, eso lo tendría que pensar. Porque a ella no le gusta involucrarse mucho, pero si quiere, adelante. Y si no, tendré que ver a qué persona voy a meter.

A ti tampoco te gusta la política…

Fíjate que nunca me ha gustado, porque nunca les he creído. Pero este es un partido local, un partido de ciudadanos y creo que es importante que la gente lo sepa, que no soy político. Soy un ciudadano que luchó, que se esforzó día a día para llegar hasta aquí y que puede triunfar. Y ahora que estoy involucrado, pues quiero tratar de hacer las cosas bien y que la gente diga: ‘Mira, este cabrón sí hace las cosas bien, no es como los políticos’. Al final de cuentas, no necesitas ser un político, simplemente eres un servidor público y tienes que trabajar para el ciudadano, que es lo que los políticos no han entendido.

Tus celebraciones después de cada gol siempre fueron divertidas y a veces políticamente incorrectas. ¿Ya tienes pensada una celebración para el 8 de junio?

Si Dios quiere y ganamos, igual va a ser el festejo, así [y hace la ‘Temoseñal’]. Porque es como meterles un gol y callarles la boca a mucha gente, a la gente que está en contra de mí y que me ha criticado. Y demostrarles cómo se hacen las cosas bien.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS