Policía civil entrega a PGJ a edil de Aquila

Dependencia confirma que tenía orden de presentación. Comunitarios dicen, en video, estar listos a levantarse en armas
Semeí Verdía, comandante de la policía comunitaria de Aquila, sufrió un atentado el pasado 25 de mayo, en el que murieron seis personas (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
31/05/2015
01:10
Raúl Torres / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Elementos de la policía comunitaria de Ostula y fuerzas rurales de Coahuayana arrestaron ayer al presidente municipal de Aquila, Juan Hernández Ramírez, a quien acusan de operar para rearticular a Los Caballeros Templarios en la región.

Autoridades de Ostula —comunidad nahua de la costa michoacana que desde 2009 tras la recuperación de parte de su territorio, aseguran que ha sido acechada por Federico González, alias Lico, presunto cabecilla de Los Caballeros Templarios en la zona— denunciaron que tienen un testimonio directo de que Hernández Ramírez ofreció medio millón de pesos por asesinar al comandante de la policía comunitaria, Semeí Verdía, quien el pasado lunes 25 de mayo fue emboscado por un grupo armado.

El edil fue trasladado al cuartel de las autodefensas de Coahuayana —hoy convertidas en Fuerza Rural—, para entregarlo al Ministerio Público en calidad de presentado para que se investigue su presunta responsabilidad en el intento de asesinato contra Verdía, que derivó en una serie de enfrentamientos en los que murieron cuatro presuntos delincuentes y dos policías comunitarios.

Las autoridades de Ostula sostuvieron que el testimonio contra Hernández Ramírez proviene de un sujeto que confesó haberse infiltrado en las autodefensas para informar al alcalde de Aquila sobre los movimientos de Semeí Verdía.

Además, señalaron que en estos hechos también está involucrado el subsecretario de Seguridad Pública de Michoacán, Adolfo Eloy Peralta Mora, alias El Yanki, quien supuestamente se reunió en la playa de Maruata para planear, junto con el presidente municipal de Aquila y el autodefensa infiltrado —a quien sólo se le identifica con el nombre de Antioco—, para planear la muerte o el arresto de Verdía.

Se informó que la policía comunitaria de Ostula —que no se ha integrado a la Fuerza Rural— se ha movilizado a Coahuayana, donde ya también hay presencia del Ejército para resguardar la zona.

En tanto, la Procuraduría General de Justicia de Michoacán (PGJE) informó, en su cuenta de Twitter, que se tomó la declaración de Hernández Ramírez para iniciar una investigación y determinar su presunta responsabilidad en los hechos del 25 y 26 de mayo.

Con balazos, rinden homenaje

El viernes pasado, autodefensas de Coahuayana, Tancítaro, Los Reyes, Buenavista, Coalcomán, Tepalcatepec y Chinicuila se reunieron frente al ayuntamiento de Aquila, para solidarizarse con los comunitarios de Ostula, tras la muerte de sus dos compañeros, uno de ellos Reginaldo Rodríguez Flores, encargado de la policía civil en la cabecera de Ostula.

Las detonaciones al aire en señal de protesta duran más de un minuto, como se puede apreciar en un video difundido en redes sociales.

En las imágenes se observa que disparan armas de varios calibres, mientras rinden homenaje a uno de los asesinados el lunes, como parte del sepelio en el municipio de Aquila.

Al concluir, Semeí Verdía aseguró que en Michoacán hay 35 municipios que siguen levantados en armas porque no se ha terminado “la guerra” para liberar al estado.

“El gobierno finge ser tu amigo, pero detrás de ti es tu enemigo; el peor enemigo del pueblo es el gobierno”, dijo el líder comunitario.

Después, el dirigente asegura que Michoacán está listo para levantarse en armas. Con información de Misael Zavala y Quadratín

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS