Sale de la cárcel periodista maya detenido injustamente

Pedro Canché recibió un amparo en el que se reconoce su inocencia del cargo de sabotaje, del cual lo acusaba falsamente la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA)
Foto: Adriana Varillas
29/05/2015
11:04
Adriana Varillas / corresponsal
-A +A

El periodista maya, Pedro Canché, indicó que salir de la cárcel del municipio de Felipe Carrillo Puerto, luego de que un Tribunal reconociera su inocencia, representa un triunfo para la libertad de expresión, el cual ofrenda en honor a las centenas de comunicadores muertos en México por ejercer el periodismo.

"Brindo esto a los periodistas muertos por ejercer el periodismo libre; esos muertos que no tuvieron la oportunidad que yo, de contar con una abogada, con una organización que difundió mi caso. Esos periodistas que no tuvieron cómo defenderse", expresó.

Entrevistado vía telefónica la madrugada de este viernes, a minutos de salir de la prisión del municipio maya, Canché Herrera dijo a EL UNIVERSAL que si bien se siente contento al haberse demostrado su inocencia, ve con preocupación que Quintana Roo vive un momento de oscurantismo, una suerte de Edad Media en materia de Libertad de Expresión, modelo que se replica en México.

"En Quintana Roo reina la dictadura. Es un estado en donde no existe la democracia, no existe libertad de expresión. Estamos en un estado oscurantista y en el país está ocurriendo lo mismo; eso está generando una descomposición social", afirmó.

Canché ve en su reclusión, un acto injusto, pero también un "break" de nueve meses para que el gobernador de Quintana Roo, Roberto Borge, acepte debatir con él sobre los rezagos de las comunidades mayas en Felipe Carrillo, reto que le lanzó en un video difundido en YouTube, días antes de su detención en agosto de 2014, bajo cargos falsos, como el de sabotaje.

"Esto fue un break de nueve meses para que Roberto Borge acepte debatir conmigo. En cualquier estado democrático, hubiera aceptado debatir, pero en Quintana Roo me mandó a encarcelar", dijo el comunicador, quien añadió que sostiene el reto al mandatario estatal.

A las 11 horas de ayer, en audiencia constitucional y pública, el Segundo Tribunal Colegiado del Vigésimo Circuito resolvió la libertad inmediata de Canché Herrera, luego de otorgarle un amparo -liso y llano- en el que se reconoce su inocencia del cargo de sabotaje, del cual lo acusaba falsamente la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado (CAPA).

Su abogada, Aracely Andrade, comunicó a las 14 horas el fallo a favor de Pedro, a su hermana, Lidia, quien pasó tres horas bajo el rayo del intenso sol afuera de la cárcel, para que le permitieran entrar y avisarle al también activista, pues los jueves no hay visitas autorizadas.

"Yo creo que después de verme ahí esperando tanto tiempo bajo el sol, se conmovieron y me dejaron pasar, como a las cinco de la tarde. ‘No'mas que rapidito, eh!', me dijeron. Vi a Pedro, que estaba comiendo. Habían estado con él unos judiciales que al parecer llegaron de México porque están investigando su caso.

"Mi hermanito se puso contento. Y nuestra familia quiere agradecerle a su abogada, a Artículo 19 y a todos los periodistas que estuvieron pendientes de Pedro", narró Lidia, entrevistada por separado.

Pese a los intentos del Juzgado Primero por dilatar su salida, Pedro abandonó a las 0:19 horas de este viernes, la cárcel en la que estuvo recluido desde el 30 de agosto de 2014.

Agentes de la policía lo condujeron al Palacio Municipal de Felipe Carrillo para concretar los trámites en la secretaría general del ayuntamiento.

Afuera le esperaban Rita y Lidia -dos de cuatro hermanas y cuatro hermanos- junto con abogados facultados por la organización Artículo 19 para acompañarlo legalmente en esta última fase de su proceso.

A las 0:40 horas, Pedro salió del Palacio Municipal. De ahí fue llevado a casa, en donde lo esperaba su madre, de 78 años. El encuentro ahí, fue sumamente emotivo.

Canché Herrera se reunirá este viernes con sus abogados de Articulo 19, para evaluar una serie de factores que versan sobre su vida futura, entre ellos, su seguridad.

"Hay una vulnerabilidad. Aunque la etnia maya sea fuerte, la situación aquí es que no nos acusó cualquier hijo de vecina, sino el gobernador, Roberto Borge y su comitiva. Esperamos que se active el mecanismo de protección para periodistas también", manifestó.

Por el momento, Pedro planea quedarse en Carrillo Puerto. "Aquí vivimos y no tenemos por qué salir huyendo, ni por qué alejarse".

Él, a quien funcionarios de gobierno pretendieron desconocer como periodista, está cierto de que seguirá ejerciendo como tal.

"Es momento de educar, para que se respete a los mayas, se garantice la Libertad de Expresión y se proteja a los periodistas, a los reporteros, porque en México, también como los mayas, están en vías de extinción", concluyó.

 

spb

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS