Viaje forzado frustra XV años de Alondra

"Quería una fiesta de princesa, pero ya no me hago ilusiones"
La adolescente espera que su vida vuelva a ser igual a la que tenía hasta antes del jueves 16 de abril, cuando agentes de la Interpol se la llevaron (XÓCHITL ÁLVAREZ / EL UNIVERSAL)
24/04/2015
05:35
Xóchitl Álvarez / Corresponsal
-A +A

[email protected]

Alondra Luna Núñez, se quedará sin su fiesta de 15 años por los excesivos gastos que tuvieron que hacer sus padres, Susana Núñez Granados y Gustavo Luna Romero, en los últimos días para recuperarla, luego de que la menor fue trasladada a Estados Unidos por una mujer que decía ser su madre.

Un día después del retorno a su hogar, comenta que su sueño desde chiquita era cumplir 15 años para que se le hiciera "¡una fiesta grandotota!, como de princesa, con chambelanes, vals y muchos invitados. ¡Sería muy bonito!, dijo.

Con un nuevo corte de pelo, comenta que le gustaría ser una quinceañera con un vestido morado o azul celeste, acompañada de sus amigas.

"¡Ni me hago ilusiones!, le dije a mi papá que no, porque no tenían en suficiente dinero y algo chiquito pues no me complacería, así es que mejor no quiero", comenta Alondra.

Entre bostezos en un establecimiento de alimentos ubicado en la parte posterior de la Alhóndiga de Granaditas, cuenta que le ha dicho a sus amigas que ya no tendrá fiesta de 15 años. "Mis amigas me dicen que si me hacen fiesta las invite, ya les dije que no", acotó.

Alondra se despertó este jueves a las 4:00 de la mañana por diversas llamadas de medios nacionales e internacionales. "Yo quería ser famosa de grande, una cantante, pero eso ya está descartado, porque es un fastidio", expresa.

Ahora su meta es seguir estudiando hasta terminar una carrera". El lunes regresará a la escuela Telesecundaria Sor Juana Inés de la Cruz, a las 8:00 horas en punto, con sus compañeras de segundo grado, de lo que ya está enterada su maestra.

Espera que su vida vuelva a ser igual a la que tenía hasta antes del jueves 16 de abril, que la interpol se la llevó con la Juez que la puso en manos de una mujer originaria con residencia en Estados Unidos que, dice, quería ser su madre.

Deudas

En estos últimos siete días, los padres de Alondra gastaron lo que no tenían, en transporte urbano, taxis, cargas de celular y alimentos, en la lucha por recuperar a su hija. Tuvieron que pedir prestado a familiares y vecinos para viajar a Michoacán, a donde su hija fue llevada por la Interpol para la audiencia de un juicio de restitución en la que una juez se la entregó a Dorotea García.

El padre de oficio chofer de transporte urbano y su madre operadora de una empresa del sector automotriz, viven al día, con un ingreso semanal de 800 pesos cada uno.

"Ahora hay que ahorrar para pagar lo que se debe", dice la madre sentada en un desgatado sillón en la sala de su vivienda.

El ingreso no les ha alcanzado para remplazar los vidrios rotos de las ventanas, ni para darles mantenimiento a las puertas y tampoco para ponerle una chapa a la puerta principal.

En su casa de dos habitaciones, ubicada en la colonia 22 de abril, que el padre obtuvo con un crédito para pagarse en 30 años, de los que han transcurrido 16, la madre, afirma que los ingresos no son suficiente, por eso su hijo mayor, José Alfredo de 19 años tuvo que dejar sus estudios de mecatrónica en el Cecyteg

Con su hijo Gustavo, de 7 años a lado, menciona que le había dicho a Alondra que haríamos un ahorro para su fiesta de 15 años, el 2 de agosto próximo, "pero ya no va a ser posible", asentó con un ligero suspiro.

Se conforma y voltea la mirada a las imágenes del Niño Doctorcito, a la virgen de San Juan, al Santo Niño de Atocha, a la Virgen de Guadalupe y a San Judas Tadeo, que reposan en repisas empotradas en la sala por tener de nuevo en casa a la única mujer de sus tres descendientes.

Falta menos para que la niña llegue a sus 15 años, agrega, por lo que es difícil que se pueda hacer un ahorro para su fiesta.

Destitución

Susana Núñez  exigió la destitución de la Juez Federal  Juez Cinthya Elodia Mercado García, de Los Reyes, Michoacán, y que le castigue con prisión por haberle arrebatado a su hija, Alondra Luna Núñez, y se le entregó a una mujer residente de Estados Unidos, que la reclamó como su hija biológica.

Una vez que recuperó a su hija, luego de que pruebas de ADN demostraron que Dorotea García Macedo no era su madre, Núñez dijo tener mucho coraje con la juez. "Me quitó a mi hija y como si fuera un juguete".

Se deben tomar cartas en el asunto con esta juez, "porque como saca un niño así como así", puntualizó.

¿De qué sirven los protocolos de los que hablan las autoridades?, si siguieron los pasos mal, violando los derechos de mi hija; la Interpol se la llevo de la secundaria Policías Federales la sacaron a jalones del Juzgado Civil y una mujer, sin ser nada de ella se la llevó en una camión a Houston, Texas, con el permiso de una juez.

Ronca, por una afección en la garganta, Susana Núñez señaló que se analizará con detalle la intervención de cada una de las autoridades que intervinieron para que Alondra fuera alejada de su familia y agraviada física y psicológicamente, entre ellas la Secretaría de Relaciones Exteriores.

"Deberán pagar todos los que le hicieron daño a mi hija", dijo en el recibidor de su vivienda, ubicada en la colonia 22 de abril, Susana Núñez

Los primeros que actuaron son dos agentes de la Interpol que llegaron por la menor el jueves 16 de abril y se llevaron al juzgado Civil de los Reyes, luego la juez sin las pruebas de genética que se le pedían se la entregó en custodia a Dorotea García y autorizó que se llevara a Estados Unidos.

Menciona que en el video que circuló en las redes sociales se ve como policías federales sacaron a la fuerza a su hija del juzgado la arrastraron y subieron a una patrulla.

También se presentara una demanda en contra de una representante del DIF que convalidó la resolución de la Juez y "no cumplió con su trabajo".

La madre afirma que a ella, Policías Federales participantes, la amenazaron con meterla a la cárcel "por obstruir la justicia", cuando abrazaba a su hija y les pedía que la dejaran porque se estaban llevando a la niña equivocada.

"Dicen que la Interpol nunca se equivoca, pues se equivocó la Interpol. También resulta muy extraño el comportamiento de la Juez que con tanta rapidez resolvió que Dorotea era la supuesta madre de mi hija, sin escuchar a los verdaderos padres".

"¡Ahorita todo mundo se vende!", añadió.

Susana dice que el viernes pasado llegó a la audiencia de restitución con 17 documentos para probar que la Alondra era su hija, tales como la constancia de alumbramiento, fe de bautismo, cartilla de vacunación, acta de nacimiento, notas médicas, boletas de calificaciones y fotografías, a lo que sumó la petición de que le hicieran la prueba de ADN.

En la audiencia, dice que ni ella ni su esposo fueron escuchados por la juez, ni les recibió los documentos, "se porto muy grosera", concluye.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS