"Soy como limón en las almorranas de políticos"

Niega que le haga juego al tricolor o que "vaya a golpear" para quitarle votos a la oposición panista
Foto: Emilio Vásquez / EL UNIVERSAL
10/04/2015
13:01
David Carrizales / Corresponsal
-A +A

El candidato independiente a la gubernatura de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, 'El Bronco', rechaza que en la contienda electoral le esté haciendo el juego al PRI para quitarle votos a la oposición panista, afirmó que el suyo “es un proyecto contra el sistema para vencer a la corrupción y sacar a los encorbatados del gobierno”.

Admite que mantiene buena relación con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), al que perteneció 34 años, y por el que fue diputado federal y local, así como alcalde de García, además de ocupar otros cargos políticos y administrativos.

“No me he peleado con nadie, decidí matrimoniarme con el pueblo y dejé de estar casado con el PRI”, asenta 'El Bronco', a propósito de su renuncia a ese partido, en septiembre de 2014, para buscar la gubernatura como candidato independiente.

Rechaza pertenecer al grupo político del diputado federal Abel Guerra Garza, quien fue dos veces alcalde de Escobedo, y dos veces precandidato a la gubernatura por el tricolor. “Abel dejó de ser mi amigo político, él anda en su proyecto con el sistema, y siendo parte del sistema, yo decidí no ser parte del sistema y listo”, refiere.

Además, “eso no lo dice el pueblo, eso lo dicen los políticos, y no me importa lo que digan porque yo soy como limón en las almorranas de los políticos”, señala.

Defiende el surgimiento de las candidaturas independientes ante el desgaste de los partidos políticos y rechaza que se vaya a prestar para golpear a otros aspirantes. “Mi candidatura no perjudica a nadie, va a beneficiar al estado, yo no voy a golpear a nadie”, dice el aspirante en entrevista.

Sobre las encuestas que lo ubican en empate técnico con el panista Felipe de Jesús Cantú, en el segundo lugar de las preferencias, expresa, “la encuesta que nosotros tenemos nos da el primer lugar, que es la del pueblo, el pueblo nos dice que vamos muy bien”.

Asegura que “muchos ciudadanos se han salido del PRI y se han venido con nosotros, eso quiere decir que no están bien allá”. Pero no sólo priístas se han sumado, “azules, amarillos, verdes y rojos se están viniendo a trabajar acá. La idea es que el estado cambie y la única condición es que no se venga ningún político con nosotros, porque son los que han destruido al estado y al país”.

Expresa que eso no quiere decir que su candidatura independiente se haya diseñado para que no ganen otros, y él quedarse a mitad del camino. “Nosotros vamos a trabajar objetivamente para ganar, estamos con un proyecto para vencer la corrupción, la impunidad, vamos a sacar a los encorbatados del gobierno”.

Rodríguez Calderón asegura que no le preocupa la revisión de los gastos de campaña que corresponde realizar al Instituto Nacional Electoral (INE), pues su candidatura no tiene financiamiento como otros partidos; cada quien está aportando lo que puede en especie, con trabajo y hay una cuenta específica para las donaciones, de eso se rendirá un reporte al organismo electoral.

Originario del ejido Pablillo, en Galeana, asegura que en su niñez vendía palomitas, naranjas partidas y jícamas con chile, además de trabajar en la milpa cortando yerba.

Su trayectoria de 34 años en el PRI la inició con el ex gobernador Alfonso Martínez Domínguez, quien lo llamó a colaborar en su oficina particular, no en el gobierno, después de participar en protestas estudiantiles contra un aumento en las tarifas camioneras.

“De don Alfonso aprendí que las cosas se hacen hoy, no mañana, yo por eso trabajo para hoy; aprendí que hay que tener carácter para enfrentar los problemas, y la fortaleza para tomar decisiones, que no hay que tenerle miedo a la gente, sino paciencia, ponerle atención”, recalca Rodríguez.

Hay gobernantes que parece que son santos de una iglesia y nadie se les puede acercar, sólo le puedes prender la veladora a ver si se les ocurre atender a cualquier persona, comenta.

Externa que la recaudación de firmas costó cerca de un millón y medio de pesos, que fueron aportados en su mayoría por un grupo de 40 amigos, que hicieron dos aportaciones de 20 mil pesos cada una.

Ninguno de esos amigos quiere ser funcionario, aclara 'El Bronco' y expresa que tampoco lo están apoyando empresarios. “No estamos invitando a ninguno, ni los vamos a invitar, que se dediquen a ser empresarios; nosotros a trabajar con la aportación del pueblo hasta donde nos alcance”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS