Glow: faldas sobre el ring, en la pantalla

La serie de Netflix que se centra en la lucha libre femenil, apela a la nostalgia de los años 80, con su música y su moda
“Todas tenemos una mujer luchadora dentro y de eso es lo que habla la serie. explica la actriz Britt Baron (MARIO ANZUONI. REUTERS)
28/06/2017
00:15
Mario P. Székely
Los Ángeles
-A +A

[email protected]

Abran paso a las nuevas chicas rudas de GLOW, cuyas protagonistas son parte de esta nueva serie de Netflix ya celebrada por la crítica y con amplias posibilidades de ser de las favoritas del público, apelando a la nostalgia de los años 80, con su música y moda. Sin duda, ellas suman el término sexy a las palabras lucha libre.

“GLOW es un programa de tv sobre mujeres arrojándose una sobre la otra, pero también arrojándose a conseguir sus sueños. Todas ellas están sobre el escenario de un ring que las empodera”, dice a EL UNIVERSAL la cocreadora Liz Flahive, surgida de las filas de producción de Homeland y quien hace mancuerna con Carly Mensch, para presentarle al mundo este fin de junio los primeros 10 episodios de la serie.

GLOW sigue los pasos de la actriz nobel Ruth Wilder (Alison Brie) en 1985, quien con su figura a la Jennifer Beals (Flashdance, 1983) y desesperada de no conseguir ningún papel, toma el riesgo para ser parte de una nueva serie que se centra en la lucha libre femenil.

Ruth se hace parte de un ensamble de 12 mujeres, todas reclutadas para representar distintas luchadoras en un show de televisión y ser parte de pleitos de cuadrilátero, como de sketch de comedia, incluso bailar rap. GLOW se desprende de las siglas la liga sindicalizada de mujeres de la lucha libre: Gorgeous Ladies of Wrestling (Mujeres Guapísimas de la Lucha).

Mientras Ruth se convierte en Zoya the Destroya, su mejor amiga Debbie Egan (Betty Gilpin) se vuelve Liberty Belle. Ambas tendrán una ruptura fuera del ring que las volverá archienemigas, tirándose a la lona con todo el sentimiento de la guerra mujer contra mujer.

“Hay algo que sucede cuando conjuntas a puras mujeres bajo un mismo techo. Una energía excitante emana y GLOW torna sus confrontaciones, alianzas, amistad y hermandad en algo totalmente físico. Todo esto nos hace sentir que los personajes están vivos”, explica Mensch, veterana como coproductora de Orange is the New Black.

GLOW también rinde homenaje a las actrices y luchadoras que hicieron la serie del mismo nombre entre 1985 y 1992, quienes por televisión por cable hicieron una experiencia bizarra y de empoderamiento femenino digna de seguir por cualquier curioso.

Con un soundtrack ochentero que trae de nueva cuenta éxitos como “The Warrior” de Scandal; “The Look”, de Roxette, ‘Rock you like a hurricane ’ de Scorpions y “Cum on feel the noice” de Quiet Riot, ‘GROW’ se suma a la onda de nostalgia ochentera que series como Stranger things exploran.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS