Realities, el show del escándalo

La telerrealidad, muestra, además de diversión, violencia y crímenes
Phil Robertson, de Duck Dynasty indignó a la comunidad gay. Foto: CORTESÍA
13/07/2015
00:12
Erika Monroy
-A +A

[email protected]

En septiembre de este año, Big Brother volverá a la pantalla de televisión nacional. Fue hace 13 que la franquicia llegó a México y espera volver a llamar la atención del televidente y vivir uno que otro escándalo.

Los reality shows del llamado Gran Hermano han dejado prueba alrededor del mundo de los escándalos que pueden crear, sin embargo, no son los únicos reality shows que tienen que enfrentarse a las conductas y declaraciones escandalosas de los participantes.

Más allá  de los índices de audiencia, algunas producciones de televisión han tenido que acabar su ciclo en la pantalla debido a los escándalos en los que sus protagonistas se han envuelto.

En el caso de los reality shows es más sencillo; las personas en cuestión son reales y no están sujetas a un guión, como lo sería una telenovela o una serie de televisión.

Recientemente, el programa 19 Kids & Couting fue cancelado cuando uno de sus integrantes fue acusado por buso de menores. Josh Duggar y su familia habían sido retratados en el programa que transmitía TLC; el canal decidió retirar del aire la emisión.

Una vez más TLC ha tenido que tomar medidas debido a los escándalos de los integrantes de sus realities. En octubre del año pasado, la emisión Here comes Honey Boo Boo también fue cancelada cuando la madre de la protagonista decidió regresar con un hombre acusado de pedofilia.

En 2013 Duck Dynasty  enfrentó el escándalo en el que el patriarca de la familia hizo comentarios homofóbicos.

César Sabroso, representante de A+E Networks, del que forma parte el reality, reconoce que hubo un impacto:

“Es muy difícil saber cuánto afectó al programa, pero sería muy cándido pensar que no; hay que saber que lo que el talento dice tiene consecuencias”.
Otros programas que han tenido que ser cancelados por las declaraciones de sus participantes son The Good Life del músico Cee Lo Green, después de que éste se defendiera de una acusación de violación por Twitter.

"A veces tienen que pagar la consecuencia, no todos tienen el criterio para poder responder ante ese tipo de situaciones”, agrega el ejecutivo de A+E.

Los programas Megan quiere un millonario y I Love money 3 fueron retirados, luego de que Ryan Jerkins, protagonista de ambos realities, muriera en un presunto suicidio luego de que fuera acusado de matar a su Jasmin Fiore, una conejita de Play Boy.  

“Hablando de un show internacional es más difícil medir el impacto que tiene en el público los escándalos, pero cuando son cuestiones locales como Big Brother hacen más eco en el televidente local”, comentó Sabroso.

Alrededor del mundo las emisiones del gran hermano han tenido incidentes de corte sexual, desde acosos hasta violaciones.

En la   versión sueca-noruega del reality dos concursantes fueran expulsados por acosar sexualmente a una de sus compañeras de concurso, lo que les derivó en la expulsión de la emisión.

En África la situación no es distinta, ya que un participante comenzó a presumir que había tenido relaciones con una de sus compañeras, sin embargo, la chica  aseguró que fue sin su consentimiento, pues estaba dormida.

En Brasil uno de los concursantes  enfrentó cargos por violación, luego de haber mantenido relaciones sexuales con otra chica, quien estaba inconsciente por exceso de alcohol durante una fiesta.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS