Televisa beca guionistas, luego archiva sus novelas

Desde 2009 ha invertido más de 24 mdp en diplomados en la Iberoamericana pero los guiones de egresados no se producen
Lo imperdonable, con Iván Sánchezy Ana Brenda,es un remakede La Mentira. (Foto: Agustín Salinas / EL UNIVERSAL)
31/05/2015
01:53
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

La necesidad de encontrar nuevas plumas para escribir libretos de telenovelas llevó a Televisa en 2009 echar a andar un diplomado único en su tipo: el de Guionismo de Telenovela, con el que becan totalmente a cerca de 20 alumnos en la IBERO por dos años.

Ese tiempo equivaldría en la misma institución a una maestría con un costo aproximado de 377 mil pesos. Multplicado por los 64 titulados hasta hoy, el gasto es de más de 24 mdp.

Ninguna de las telenovelas escritas como proyecto de titulación por las cinco generaciones graduadas ha sido tomada en cuenta para realizarse. En cambio, poco más de 30 egresados han trabajado o trabajan en la televisora en los llamados remakes.

“Hasta ahora no se han tomado sus guiones, (no entregan una historia entera, entregan una sinopsis corta o una sinopsis larga), algunas de esas historias se han evaluado aquí dentro de Televisa y han salido bastante bien, pero que una historia nueva vaya al aire es un proceso complicado porque a los productores les cuesta trabajo tomar algunos riesgos, no porque sea de un alumno joven, sino el hecho de que sea nueva y no probada en ningún lado es complicado”, comentó a EL UNIVERSAL Toño Alonso, ejecutivo de Televisa encargado del diplomado desde su creación hace seis años.

En promedio, sólo una o dos telenovelas de las que Televisa transmite por año son originales, las demás son versiones libres o adaptaciones. Por ejemplo, en 2013, de las nueve que se transmitieron sólo Mentir para Vivir estaba basada en la historia original de María Zarattini. De las ocho que se proyectaron en 2014 sólo El Color de la pasión estaba basada en la historia original de José Cuauhtémoc Blanco y María del Carmen Peña.

“Independientemente del diplomado, Televisa quiere y necesita incluir nuevas historias cada vez más. Normalmente al aire se tienen una o dos, ahorita viene (original) Antes muerta que Lichita“, platicó Alonso.

Las telenovelas escritas por estudiantes no pueden venderse a otra empresa, pues los alumnos firman un contrato en el que se establece que lo escrito o generado como producto del diplomado le pertenece a Televisa; aunque de acuerdo con Alejandro Herrera,coordinador del área de Televisión de la Universidad Iberoamericana y del diplomado, hay excepciones. Lo que sí es que se archivan, se clasifican y promueven en “el stock de historias más importante de historias en el mundo”, como lo llama el productor de Televisa, Salvador Mejía, quien se ha especializado en los remakes con historias como Corazón Salvaje y, actualmente, Lo imperdonable.

Semillas cotra el remake. Antes muerta que soltera es el nombre de la telenovela que Fernando Garcilita escribió como proyecto final del diplomado. La historia trata de mujeres de 30 años que confunden su necesidad de afecto y el miedo a quedarse solas con amor, lo que las lleva a casarse con el primer hombre que encuentran.

Pese a que su trabajo no ha sido considerado para producirse, le abrió muchas puertas en Televisa.

“La gran ventaja es que te acerca a los productores, mi tutor fue José Alberto Castro, él me invitó a trabajar porque le gustó lo que leyó”, platicó Garcilita, quien es considerado por Alejandro Herrera y Toño Alonso como uno de los egresados más prolíficos.

Salió de la primera generación hace cuatro años y ya ha trabajado en cinco telenovelas como parte del equipo literario: La que no podía amar, Corona de Lágrimas, La Malquerida y actualmente en A que no me dejas.

“Siento que las historias originales más lo que se va generando en el diplomado son semillas para cuando se terminen los remakes. Los espacios se están ganando, los remakes tienen una explicación muy sencilla: son éxitos probados. Pero también se arriesga aunque no en toda la barra de telenovelas. El Color de la Pasión fue un original y tuvo muy buenos resultados”, dijo el ahora también profesor.

Natalia Mejía y Santiago Pineda son otros de egresados que han trabajado como parte de equipos literarios aunque sus historias originales también se encuentran en el archivo.

 

LA TELENOVELA TIENE UN ORDEN ARISTOTÉLICO

Se llaman remakes pero no es nada más repetir una historia, sino saber contarla, lo cual requiere de un arduo trabajo de escritura, comentó Salvador Mejía, quien ahora produce Lo imperdonable y antes, Corzón Salvaje en la versión de Aracely Arámbula.

“Tú dirás, oye pero las telenovelas son las de siempre... no es cierto, escríbeme un capítulo donde me marques los finales, los suspensos, la línea amorosa, los impactos, la concepción melodramática, la parte antropológica, sociológica... todo obedece a un orden simbólico aristotélico”.

A propósito del diplomado creado por Televisa en la Universidad Iberomaericana para impulsar nuevos guionistas, su coordinador Toño Alonso asegura que actualmente se necesita gente con el oficio de escribir guiones ya que “una cosa es contar una historia y otra es saber contarla en 120 horas, teniendo a la gente enganchada.

Fernando Garcilita, uno de los egresados, dice que no se siente mal de que su telenovela aún no sea considerada porque ha tenido la oportunidad de conocer la industria y saber lo que se necesita para ir cambiando.

“Me siento parte de la generación que estamos viendo nuevos contenidos... tendrían que hacerse historias más verdaderas, creo que tendrían que ser conflictos más actuales con la línea amorosa de siempre pero respondiendo a las necesidades del público actual, por ejemplo, las mujeres protagonistas ya podrían salvarse a sí mismas, mostrar a la mujer como es actualmente: trabajadora, que puede contra todo”.

Confianza. Por otro lado, Alejandro Herrera, coordinador del área de TV en la Ibero, dice que confía en que más adelante las historias de los egresados logren escalar. “La idea del diplomado surgió porque los guionistas de Televisa, por el trabajo a diario que tienen a veces no tienen el tiempo para irse refrescando tanto como quisieran... necesitaban más guionistas, más apoyo, entonces querían entrenar a una nueva generación de guionistas, aprovechar todo el expertise que tienen ellos y añadir un poco el lado académico de la Ibero con las tendencias y corrientes que hay de otros géneros”.

Aseguró que cada vez hay más interesados en ser parte del diplomado, pues hasta ahora dos mil 400 personas han llenado satisfactoriamente su solicitud (733 tan sólo este año) y no solamente escritores, han aplicado amas de casa, estilistas, extranjeros que aprendieron español escuchando telenovelas e incluso, alguna vez una niña de diez años con gran talento.

“No sabían si el siguiente gran talento iba a ser un doctor en letras o la señora que pinta las uñas en el salón de belleza de la esquina”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS