Masha y el Oso reúnen a las familias en el teatro

El Centro Cultural Teatro I se transformó en un bosque ruso, donde Masha y el Oso llev aron a los más de 2 mil 200 espectadores a una aventura musical en busca de moras para una fiesta de té y mermelada.
El escenario se transformó en un bosque ruso. FOTO: CARLOS MEJÍA. EL UNIVERSAL
16/07/2017
00:08
Sughey Baños
-A +A

[email protected]

El Centro Cultural Teatro I se transformó en un bosque ruso, donde Masha y el Oso llevaron a los más de 2 mil 200 espectadores a una aventura musical en busca de moras para una fiesta de té y mermelada.

La tarde del viernes el recinto comenzó a recibir a familias completas, quienes durante la espera de la tercera llamada realizaron compras de souvenirs de esta serie rusa, que se ha hecho famosa en México gracias a su transmisión por Netflix, o desfilaron por la alfombra roja para tomarse una foto del recuerdo, como Luz Elena González y el conductor Patricio Cabezut, quienes asistieron acompañados con sus hijos respectivamente.

El reloj marcaba las 18:00 horas cuando la tercera llamada se dio, entonces los padres y sus hijos, muchos de ellos con osos de peluche o muñecas Masha en sus manos, incluso muchas niñas disfrazadas como la protagonista de esta serie y ahora obra de teatro, entraron a la sala para disfrutar del espectáculo.

En cuanto sonaron las primeras notas musicales del tema de entrada de Masha y el Oso, los gritos de júbilo de grandes y chicos no se hizo esperar; la maquinaria de 14 actores en escena, ocho escenarios, efectos especiales y botargas que son réplicas exactas a los personajes del programa de televisión comenzó a andar.

Cuatro personajes nuevos fueron agregados, un grillo, una flor, una mariposa y un hongo, para que llevaran a los niños por esta historia a través de su narración y canciones. Uno de los momentos que más emocionaron a los espectadores fue cuando Masha y su amigo el oso hicieron su aparición en el escenario, fue ahí que las exclamaciones de sorpresa se escucharon por todo el recinto.

Durante poco más de una hora los niños acompañaron a Masha por un viaje en tren, una visita a los lobos y una noche estrellada en busca de sus moras para la fiesta, hasta llegar a un final que los puso a bailar.

Masha y el Oso estará cuatro fines de semana en el Centro Cultural Teatro I y posteriormente será llevado de gira por distintos puntos del país, así como por algunos países de Centroamérica y el Caribe.

El espectáculo consta de ocho cambios escenográficos, 14 actores en escena, una alta calidad en audio, iluminación y efectos especiales.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS