Sin ser amigos, "Los Locos Adams" bajan el telón

Los protagonistas Jesús Ochoa y Susana Zabaleta hablaron de sus diferencias
La obra musical cerró su temporada con 200 funciones (AGUSTÍN SALINAS. EL UNIVERSAL)
18/08/2015
00:03
Ariel León
-A +A

[email protected]

A pocos días de cumplir un año en cartelera, la puesta en escena Los Locos Adams se despidió en medio de lágrimas, risas y con la satisfacción de sus protagonistas.

Este domingo, la familia Adams dijo adiós a las excentricidades cuando el telón del Teatro de los Insurgentes de la ciudad de México cayó después de 200 representaciones.

Tras la develación de la placa conmemorativa, sus protagonistas Susana Zabaleta y Jesús Ochoa se dijeron satisfechos además de conmovidos porque ya no volverán a dar vida al excéntrico matrimonio.

“Estoy contenta, creo que fue increíble lo que se logró. Tras casi un año, puedo decir que siempre tuvimos teatro lleno y eso es una buena señal de que a la gente le gustó. Es tiempo de irnos porque así se planeó desde el inicio, de hecho por el éxito nos alargamos”, dijo Susana.

Quien no aguantó el llanto fue el hijo de Susana, quien alternó el papel de Pericles en algunas funciones.

La actriz señaló que una de las grandes satisfacciones fue que le dio la oportunidad de trabajar y darle su primera paga a su pequeño.

“Estoy feliz de que fue la primera vez que mi hijo pisó un escenario y me daba mucho miedo porque alguien que pisa un escenario no puede dejarlo, es una experiencia que no se le va a olvidar nunca”, subrayó.

Tina Galindo, productora del montaje, secundó lo dicho por Zabaleta, al señalar que pese a la popularidad de la obra, tenían que darle paso a la nueva producción Anita la Huerfanita.

Ante los cuestionamientos de la mala relación que existe entre Ochoa y Zabaleta, fue la actriz quien negó hablar de tal diferencia, mientras que Tina explicó a los medios que ella no sabe de los problemas entre ambos.

Por su parte, Jesús Ochoa dijo llevar una relación cordial con Zabaleta, a quien no considera una amiga, pero sí una compañera de trabajo.

“Pese a lo que se diga, la relación que teníamos era buena, no de amistad, pero de buenos compañeros y el trato que existió con nosotros siempre fue bueno”, dijo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS