Rise Against alza la voz contra el odio

En concierto, la banda de hardcore se manifestó en contra de Trump
El grupo se presentó en el Pabellón Cuervo del Palacio de los Deportes (CARLOS MEJIA. EL UNIVERSAL)
19/05/2017
00:14
Ariel León
-A +A

[email protected]

El símbolo que caracteriza a la banda estadounidense Rise Against es un puño en lo alto teniendo de fondo un corazón. Y así como su nombre lo indica (levantarse en contra), desde su formación en 1999, el grupo ha buscado a través de su hardcore melódico transmitir un mensaje de protesta contra lo que consideran injusto, como Donald Trump y su xenofobia.

Mensaje que pudo ser escuchado por sus fans mexicanos, quienes tras siete años de ausencia en el país, pudieron ver a sus ídolos.

Fue en punto de las 21:40 horas cuando la banda llegó al Pabellón Cuervo del Palacio de los Deportes para presentar su nueva producción Wolves en medio de una ola de manos y cabezas que se movían con cada riff que se desprendía de los instrumentos.

La energía que desbordaba el cuarteto formado por Tim McIlrath, Zach Blair, Joe Principe y Brandon Barnes, invitaba a los presentes a ser parte de una protesta pacífica, una en la que la música era el principal elemento para alzar la voz.

“Ready to fall”, “Satellite”, “Awake too long”, “Architects” y “Help is on the way” fueron algunos de los primeros temas que hicieron cimbrar al foro en el que hasta los adultos más contemporáneos al grupo saltaban y gritaban las canciones.

Aunque la banda de Chicago aún no lanza su nueva producción, que estará disponible a partir del 9 de junio, la agrupación deleitó a sus seguidores con algunas piezas del esperado álbum.

Las elegidas de esa noche fueron: “The violence” y “Welcome to the Breakdown”, que fueron bien recibidas por los presentes.

Fieles a su estilo contestatario, la banda no dejó pasar el momento para hacer referencia al actual gobierno estadounidense liderado por Donald Trump. En una de sus intervenciones con el público, MclIrath aprovechó para hablar de los tiempos difíciles que vive el mundo, en el que la discriminación y el odio imperan.

Durante el concierto también se pudieron escuchar clásicos en la carrera del grupo como “Ready to fall” y “The good left undone”, ambas de su disco The Sufferer & the Witness.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios