Jarabe que “cura” el cáncer

En sus shows, Pau Donés dedica unos segundos para pensar: “sé que estoy enfermo pero aun así, se puede”
Cierra los ojos, guarda silencio y piensa. Es un ritual que repite en cada concierto. (JANET MÉRIDA. EL UNIVERSAL)
02/04/2017
00:02
Janet Mérida
Monterrey
-A +A

[email protected]

¿Qué pasa en esos segundos en los que Pau Donés cierra los ojos cantando “Humo” ante una gran audiencia como la que estaba alrededor de él en el festival Pal Norte?

“Todos sabéis —dice el cantante español— que tengo cáncer, hoy me habéis visto todos en el escenario, la conclusión es fácil: con cáncer también se puede. Yo, un poco con la enfermedad y con lo que ha sucedido durante estos dos años, con la canción de ‘Humo’ he querido expresar un momento determinado que sucedió en estos años pero también he querido usar mi imagen pública para desestigmatizar la enfermedad y normalizarla”, compartió el cantante después de su presentación en el encuentro musical.

“Cuando estás en el escenario y cierras los ojos es difícil de explicar, es una sensación de placer en donde se mezcla la adrenalina que tú generas, es una situación muy especial y no tiene que ver con lo que piensas porque no piensas, tu cerebro está concentrado (si es que está concentrado en algo) en gozar de tus emociones, en liberarlas y en perder un poco el control”.

Este viernes, Pau no sólo cantó, tomó de la mano a los asistentes y con su voz, sus gestos y movimientos los sumergió en un mar de emociones en las que él también nadaba.

Jarabe de Palo salió a las cinco cincuenta de la tarde en el escenario y cantó “Grita”. La audiencia cantó a todo pulmón, estaban ahí parejas que se abrazaban o se sostenían con fuerza haciendo eco de la letra de la canción. Luego dio voz a “Romeo y Julieta”, a “Déjame Vivir”, “Primavera que no llega” y “Te miro y tiemblo”.

“Estoy haciendo quimioterapia, me la puse el viernes y hoy estaba brincando en el escenario”, dijo Donés, aún sin poder recuperar bien el aliento.

“Nosotros hacemos canciones no para que la gente mueva la cabeza nada más, nosotros hacemos canciones para remover lo que pasa en la cabeza de la gente”, agregó.

¿Qué pasa en esos segundos en los que Pau Donés cierra los ojos cantando Humo?

Frente al escenario, entre la gente que escucha a Jarabe de Palo también pasa algo inexplicable. Al mismo tiempo que suena “Humo” cae la tarde y esos cientos de desconocidos se balancean sin darse cuenta.

“Ahora que cada suspiro es un soplo de vida robado a la muerte”, canta Donés cerrando los ojos. El tono de su voz, lo que dice, la forma en la que lo dice, dan significado a la vida.

Inicio. El Festival Pal Norte comenzó el viernes en el Parque Fundidora, que hasta los 80 fuera la Compañía de Fierro y Acero de Monterrey pero que hoy alberga un museo rodeado de árboles y de fuentes además de hospedar cada determinado tiempo festivales de música. En su primer día de actividades, el encuentro musical contó con la presencia de artistas como Fito Páez, Jarabe de Palo, The Offspring, El Gran Silencio, M.I.A., Los amigos invisibles, Placebo, entre otros.

La gente poco a poco ocupó el lugar acomodándose en los tres escenarios principales, buscando un poco de sombra. Otros se tomaron las primeras cervezas de la tarde (de a cien pesos cada una) y muchos más se acercaron a las primeras propuestas musicales del encuentro como Buffalo Blanco y Los Rumberos de Massachusetts. Los primeros, originarios de Monterrey cantaron temas como “Desafío” mientras se proyectaban distintas imágenes, varias de ellas sobre Trump.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS