No es fácil contar vidas ajenas

Los productores de bioseries deben lidiar con familiares y abogados para conseguir permisos
La familia de Rivera desaprueba la serie que transmite Univisión, Su nombre era Dolores, La Jenn que yo conocí. (UNIVISIÓN)
17/04/2017
00:10
Janet Mérida
-A +A

[email protected]

Las productoras también han recibido críticas de parte de la familia o allegados en el modo de llevar a la pantalla la serie de determinada personalidad. Para ejemplo, Su nombre era Dolores, la Jenn que yo conocí, producción que no es reconocida por la familia de Jenni Rivera, ya que éstos últimos aseguran que la única versión aprobada es Mariposa de Barrio, que se transmitirá por Telemundo.

“En el caso de Jenni nos basamos en una obra literaria de la que adquirimos los derechos, contada por el mánager de Jenni, Pete Salgado.

“Muchas veces quien los rodea en varias etapas de su vida es gente importante que te puede contar la historia, yo sé que la familia estuvo un poquito en contra de nuestra historia pero nosotros simplemente contamos las vivencias que Pete tuvo con Jenni y nos basamos en las entrevistas que se hicieron, en los testimonios al círculo de confianza que tenía Jenni, a la gente que la acompañaba, a sus diseñadores, a sus asistentes y maquillistas”, explicó Francisco E. Cordero, CEO de BTF Media.

BTF también prepara una serie basada en el libro de la periodista María Celeste El secreto de Selena, donde expone la vida de La Reina del Tex Mex. La familia tampoco está de acuerdo con esta producción.

Además, en series donde se involucran a otros famosos existen conflictos sobre el uso de los nombres e imagen, como en el caso de la serie de Silvia Pinal, para la que su ex pareja, el cantante Enrique Guzmán y padre de Alejandra Guzmán, se ha negado a que su nombre aparezca en dicha producción.

Lío musical. Además del desarrollo de la historia de vida del personaje y los familiares o amigos vivos involucrados, la situación legal de las canciones, es otra de las situaciones a resolver a la hora de presentar las series en pantalla.

En el caso de Su nombre era Dolores, la Jenn que yo conocí, para evitar problemas legales, señaló Cordero, la producción compró los derechos de varias canciones que Jenni Rivera interpretaba y contrataron a una doble de la voz de La Diva de la Banda para grabarlas.

En el caso de la biopic de Paquita la del Barrio, Marcel Ferrer, el productor de la serie, dijo que compraron los derechos de 12 canciones de la intérprete de “Rata de dos patas”, y que los personajes vivos alrededor de la cantante dieron los derechos para aparecer en ella.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS