El Cigala se hermana con Céspedes en el Auditorio

Diego El Cigala tuvo como invitados en el Auditorio Nacional a los cubanos Francisco Céspedes y Omara Portuondo
Foto: Valente Rosas / EL UNIVERSAL
10/03/2017
02:02
Cristina Pineda
Ciudad de México
-A +A

Omara Portuondo, Francisco Céspedes y Diego El Cigala hicieron realidad su deseo de cantar juntos en el Auditorio Nacional durante el concierto de este último, quien emocionó y llenó de ritmos bailables el recinto con música que preparó pensando en su ahora difunta esposa Amparo Fernández.

Para sentarse en una silla colocada estratégicamente en medio del escenario, el español salió a las 20:38 horas portando un traje negro, camisa blanca y pañuelo rojo en el bolsillo del saco. El característico movimiento de sus manos inmediatamente comenzó al ritmo de "Moreno soy", junto a sus 10 músicos.

Con una producción minimalista, mostró su alegría y gusto por la salsa, género que retoma en su último álbum discográfico titulado Indestructible.

"Buenas noches y muchas gracias, mi querido México", saludó poco antes de poner su voz a "Si te contara".

"Me siento súper feliz al poder estar en esta bendita tierra que tantas sabidurías me da cada día y poder traer nuestro trabajo y sobre todo venir al Auditorio, bello público, los quiero mucho", completó después.

En un descanso tomó agua y anunció la primera de sus sorpresas, Francisco Céspedes, con quien compartió "Inolvidable".

"Una persona a la que quiero y admiro mucho, la llevo en mi corazón. Desde el día que nos conocimos somos hermanos", dijo. Luego se hicieron acompañar solamente del piano para una versión en conjunto de "La vida loca", con la cual incluso se pusieron a improvisar y Céspedes le dijo que el nombre de su hijo es por él.

Lo rítmico arribó nuevamente con "El paso de encarnación", aunque el público no se levantaba de sus asientos, sino escuchaba atento. Los aplausos llegaron con "Corazón roto".

De pronto, Diego se levantó y se acercó a un costado del escenario. Salió del brazo de Omara Portuondo, a quien le repitió "te quiero".

Ella, en un vestido que combinaba en tres colores, comenzó a cantar "20 años" e intercambiaron cariños con "Silencio", tema en el que Portuondo animó a los asistentes a corear.

La mayoría del público se puso de pie mientras en el escenario se abrazaban. Al pedido de otra, la cubana complació con "Bésame mucho". "Ustedes son un maravilloso público, como siempre muchas gracias", se despidió Omara.

El show debía continuar y así lo hizo con "El ratón" y "Hacha y machete". En un momento más íntimo, el piano y él ambientaron unas nostálgicas "Te quiero, te quiero", "Soledad" y "Vete de mí" para dar pie a un homenaje a Rocío Jurado con "Se nos rompió el amor", una canción a la que confesó tenerle respeto y al mismo tiempo miedo.

Una mujer entre dos hombres, así volvieron al escenario Omara Portuondo de la mano de Céspedes y el propio Cigala para "Lágrimas negras", que casi daba cierre al evento dos horas más tarde de su inicio.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS