Documental, libro y nuevos discos para Maldita Vecindad

La banda festejará sus 30 años de trayectoria
Planean también lanzar una nueva edición de su disco "El Circo" Foto:Archivo
14/09/2015
13:02
Notimex
México
-A +A

Como parte de la celebración por sus 30 años de trayectoria artística, el grupo Maldita Vecindad lanzará una nueva edición de su afamado disco “El circo”, filmará un documental, escribirá un libro y lanzará otros dos álbumes, además de ofrecer varios conciertos.

“El circo” fue lanzado en 1991, es el más reconocido en su carrera y de los más famosos en la historia del rock en español. Incluye los temas “Pachuco”, “Un poco de sangre”, “Toño”, “Solín”, “Kumbala”, “Un gran circo”, “Pata de perro”, “Crudelia”, “Mare” y “Otra” compuestas por la banda, así como el “cover” “Querida”, de Juan Gabriel.

“La música es como un juego de espejos, es como una botella al mar que lanzas y quién sabe quién la recoja, cómo la recoja, cómo la lea o cómo se la apropie. Nosotros nos inspiramos en hacer un buen disco y de repente, a la gente le gustó muchísimo”, explicó Enrique Montes “Pato”, en entrevista.

Consideró que a través de esta placa, él y el resto de sus compañeros abordaron temas con los que el público se identificó, pues reflejaron la realidad inmediata de aquel entonces, la realidad de barrio.

Sin embargo, no todo fue miel sobre hojuelas, pues hubo quienes protestaron por la versión que hicieron al afamado tema “Querida” de Juan Gabriel.

“Para los ‘Juan Gabrielistas’ nuestra canción fue como un atentado, mientras que los rockeros ortodoxos también se ofendieron mucho.

Decían que éramos unos fresas que queríamos vender más porque ‘Querida’ nos estaba comercializando, pero nosotros lo hicimos porque nos gustaba.

“Lo hicimos por desenfado, porque nos divierte mucho tocar, porque nos gusta ser irreverentes y jugar con la música. Jamás pensamos que eso pudiera crear polémica o que tuviera una intención de ventas”, agregó.

Además, señaló el músico, trabajaron el tema cuando el rock negaba su parte popular. “Y era muy curioso porque ibas a la casa de estas bandas y en toda su discoteca particular había discos rancheros y boleros, entonces ¿por qué negarlo?”.

Para el relanzamiento de “El circo”, programado para mediados del próximo año, la agrupación hará uso de todas las herramientas digitales, así como de su autonomía musical. En él incluirá una rola a dueto con la banda venezolana Desorden Público.

“Gracias a que no somos parte de una disquera trasnacional, de que somos responsables de nuestra propia forma de distribución, podemos hacer lo que queramos. Por ejemplo, producimos a nuestro modo los conciertos, de ahí que nuestro espectáculo tendrá que ver con el arte circense latino, con el circo mexicano.

“Queremos que sea el circo de las memorias en el que a nivel visual abarcaremos distintos contenidos de Maldita Vecindad y tendremos artistas invitados de México y el extranjero. Será como un circo itinerante en varias ciudades del país”, explicó.

A este proyecto se añade el lanzamiento de un material musical que la banda grabó en 1994 y que nunca salió a la venta, así como el “MTV Unplugged” (1996), aunque también pensarían en hacer un concepto similar, pero actual.

“Ninguno de esos discos se lanzó porque había criterios de las disqueras y dependíamos mucho de eso. Era algo que no compartíamos porque al rock siempre se le ha visto como un género menor, muy por debajo de otras prioridades, sobre todo en lo económico. Por eso se postergaron los discos y ahorita vemos una oportunidad de hacerlo”.

El “MTV Unplugged”, dijo, se dio a conocer a través de la televisión, pero el disco no se editó por “una carente visión de los ejecutivos de la disquera que nos representaba”.

“Pero los ‘piratas’ sí lo lanzaron y les fue muy bien, según nos contaron los compas del Metro”, precisó Pato al mencionar que Maldita Vecindad también filmará un documental y escribirá un libro acerca de estos 30 años de carrera.

“La banda forma parte de todo un acontecer cultural, político e ideológico del México moderno, y no por ello queremos aparecer como el grupo que hace apología de sí mismo, no queremos ser los ‘rocktars’, más bien, hacer un recuento”.

En 1985, apuntó, se generó una serie de situaciones y movimientos en el país. El grupo participó como brigadista en las labores de ayuda cuando ocurrió el terremoto de 1985 en la Ciudad de México.

“Tocábamos en todos los centros de apoyo al damnificado y estuvimos en la recolecta de bienes. Vivimos el fraude electoral de 1988 y fuimos testigos de cómo la gente salió a las calles para manifestarse. Otra situación fue la huelga estudiantil de Ciudad Universitaria, porque de ahí se desprendió un activismo y todos los estudiantes luchaban por lo mismo”, detalló.

En 1994, Maldita Vecindad defendió la causa Zapatista que Pato establece como un parteaguas en la historia de México porque hubo un cambio ideológico.

“El México indígena, el olvidado, se puso a discusión y nosotros compartimos ese punto de vista porque como jóvenes también nos sentíamos marginados de todas las políticas culturales del gobierno.

Decían que el joven era un consumidor, un producto desechable, por lo que junto con activistas estudiantiles y bandas de rock, formamos una alianza”.

Al lado de Botellita de Jerez y Santa Sabina, Maldita Vecindad ofreció conciertos en espacios como CU reuniendo a más de 10 mil personas. Luego se unieron otras bandas y Pato considera que de su propuesta surgió la inspiración para la creación de festivales como el Vive Latino.

Son muchas las anécdotas que relatarán en ambos proyectos y buscarán enfocarse en el aspecto de que los especialistas de música nunca supieron en qué renglón colocarlos, si como banda de rock o de baladas.

“No éramos un grupo arquetípico del rock, porque nuestras rolas no eran básicamente de rock. Hacíamos las giras de Rock en tu Idioma con Caifanes, Fobia, Neón y Los Amantes de Lola. Otras veces tocaban Soda Stereo o Radio Futura, pero a nosotros no sabían dónde ponernos, éramos un grupo muy difícil de etiquetar en los anaqueles de las tiendas de discos.

“Sobre todo porque ‘Kumbala’ no es un bolero, no es una canción rockera y tampoco nos vestíamos como rockeros trayendo el pelo diseñado. Básicamente, nuestra fuente de inspiración era la música y la cultura popular mexicana y latina fusionada con todos los ritmos mundiales como el ska, punk, reggae, funk y rock mundial”, señaló.

Tenían, incluso, influencias cinematográficas como la figura de Germán Valdés “Tin Tan” (1915-1973), aquella del Pachuquismo gracias a que reflejaba su propia vida, su barrio y su familia.

En ese sentido, Maldita Vecindad tampoco se vio identificada con otra agrupación de moda porque preferían oír el ska, el new wave o bandas como The Clash, Benny Moré, La Sonora Santanera y La Sonora Matancera.

“Nunca negamos que nos gustaba Dámaso Pérez Prado, por ejemplo. Me acuerdo cuando alguna vez le preguntaron a un rockero mexicano muy famoso su opinión acerca del rock cantado en español y dijo que éste tenía que ser en inglés porque de lo contrario, se oiría como si lo cantara Tin Tan y nosotros, definitivamente, nos sentimos muy agradecidos y orgullosos”, concluyó el artista.

 

cvtp

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS