Kalimba no cambiaría nada de su vida

Pudo superar los tragos amargos que opacaron su carrera artística
Kalimba sigue adelante
Hace más de cuatro años fue acusado de violar a una menor de edad Foto:Archivo
27/07/2015
12:16
Notimex
México
-A +A

El cantante mexicano Kalimba, quien este domingo celebró 33 años, dijo que pese a los tragos amargos que en algún momento opacaron su carrera artística, no cambiaría nada a su vida.

A finales de 2010, Kalimba Marichal fue acusado del delito de violación hacia una menor de edad y en enero fue girada una orden de aprehensión en su contra, pero por falta de pruebas, el 27 de enero de 2011 fue puesto en libertad.

A casi cinco años de esta experiencia en su vida, el artista recuerda que atravesó por momentos muy difíciles porque incluso, afuera de su casa había tiendas de campaña con la prensa dentro esperándolo para que les concediera una entrevista.

“Pero yo siempre dije que el corazón y la mente los tenía en paz. Ahora trabajo y hago lo que amo. Me gusta crear música, soy papá, escribo un libro, hago deporte y me siento en paz. Yo sabía que Dios estaba permitiendo que el mundo me enseñara algo y la verdad, estoy muy agradecido por todo lo que pasó” , expresó Kalimba.

El ex OV7 recordó que desde chiquito empezó su carrera dentro del arte y el entretenimiento. Ha jugado todos los deportes que le gustan, ha disfrutado el estar con su familia, convivir con sus amigos, viajar y conocer infinidad de situaciones.

“Sin embargo, hubo un punto en que se me olvidó para qué era la vida y ese momento en que me sacudieron, me hizo darme cuenta para qué es y me despertó mucho. Ahora sé que nunca quiero dejar de valorar la vida.
“Hay gente que durante unos días se va al Tibet para reencontrar su vida y hay quienes hacen yoga y meditación. En mi caso, tuve siete días de sacudida, de un cambio espiritual que hoy no cambiaría por nada porque me hizo una persona más fuerte, más consiente y mucho más amorosa” , aseguró.

En la actualidad, dijo Kalimba, valora mucho más a sus fans, pues creía que solamente les gustaba el artista como objeto.

“Pero cuando los vi marchar, me di cuenta que querían a la persona y ahora escribo más profundamente y también me doy bastante tiempo para disfrutar la vida. Descanso más y apago el teléfono. Agradezco todo lo que pasó porque hoy me siento fantástico” , puntualizó.

 

 

cvtp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS