La playmate que tiene temor de volver a México

La playmate Marie Brethenoux cuenta cómo fue su detención en Mérida, cuando agentes de migración la acusaron de no tener visa de trabajo
Volvió a Francia y dice que tiene un poco de miedo de venir a México. (INSTAGRAM)
29/07/2017
00:03
Humberto Montoya O. y Sughey Baños
-A +A

[email protected]

“Ya ves, es peligroso ser una playmate”, expresó la conejita de Playboy Marie Brethenoux, demostrando que toma con humor lo sucedido hace casi un mes en Mérida, cuando fue detenida con otras dos compañeras por el Instituto Nacional de Migración (INM) bajo el argumento de tener pasaporte vencido y no tener permiso para trabajar en el país. El suceso fue el pretexto perfecto para convertirlas en la portada de agosto en la edición para México.

Con el título Playmates culpables, Marie Brethenoux (Francia) aparece en la portada de la revista junto a Lauryn Elaine (Estados Unidos) y Elif Celik (Turquía), ataviadas con el típico vestuario de conejita y con las manos al frente simulando estar esposadas. La francesa explicó que en esta edición revelarán todo lo que tuvieron que pasar en esas 24 horas que estuvieron detenidas, porque considera que los medios sólo dieron a conocer la mitad de lo ocurrido

Hasta el momento ninguna de ellas ha recibido una disculpa por parte de las autoridades mexicanas por este incidente pero Marie comentó: “Aún están a tiempo de hacerlo”. Lo positivo de esta amarga experiencia para Marie es que a cinco meses de haber sido portada de Playboy en Portugal ahora lo es en México. “Sí es muy bueno, estoy súper feliz, pero me gustaría ser portada sin pasar todo esto”.

La modelo señaló que está dispuesta a venir a México a firmas de autógrafos siempre y cuando la dejen entrar al país, porque al parecer en su pasaporte viene una indicación sobre el incidente en Mérida. Por eso tiene un poco de miedo de pasar por inmigración, “porque es su palabra contra la mía y ya sé cómo hacen la justicia allá”.

Contó detalles sobre lo que sucedió aquel día en Mérida: “Desde el inicio todo estaba extraño porque fuimos de fiesta invitadas por Playboy como playmates internacionales, teníamos el pasaporte con nosotras, es más, hacía tanto calor que lo usábamos para hacer aire.

“Cuando llegaron los de migración me pidieron el pasaporte y se los di. El agente lo tuvo en la mano y pudo ver que tenía el sello de entrada como turista, pero nos detuvieron sin razón. No estábamos trabajando, la verdad no sé por qué lo hicieron. Donde nos detuvieron había mucha gente y sólo a las personas que hablaban español, con caras mexicanas, no les pidieron los papeles, entonces eso no es como muy legal”.

La conejita explicó que por fortuna Playboy México les proporcionó una muy buena ayuda legal, lo que les permitió salir libres en un día y viajar a la Ciudad de México, donde se hospedaron en la casa de la revista. Ahí se encontraron con las demás playmates, mexicanas y extranjeras.

Playboy México es como una familia, ellos nunca nos dejaron, creo que la forma en que nos trataron después de eso no pudo ser mejor, nos fuimos por causa de inmigración de Mérida. Estoy muy sorprendida del apoyo que hubo entre las chicas. En Francia las personas son más frías, entre las chicas siempre hay rivalidades y esas cosas, la verdad es que he visto en México, y en la cultura latina, que somos todas como una familia, como hermanas; es una experiencia muy fuerte también”, declaró Brethenoux.

Para Marie aún es un misterio el resultado final de esta edición porque hasta dentro de 10 días podrá verlo, pero dijo que la ropa brilló por su ausencia en esa sesión de fotos, cosa que no le causa conflicto.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS