"La Wanders" recuerda incidente junto a Carlos Bonavides

Yered Licona tampoco piensa pedir perdón para que le otorguen de nueva cuenta la visa para EU
"La Wanders" recuerda incidente junto a Carlos Bonavides
Foto:Archivo
08/03/2017
20:09
Sughey Baños
Ciudad de México
-A +A

Sólo un agente de migración del aeropuerto de Houston, Texas, mostró algo de cordialidad hacia Carlos Bonavides, Maribel Fernández “La Pelangocha” y Yered Licona “La Wanders Lover”, pero porque era latino de origen mexicano y reconoció al comediante por su papel de "Huicho Domínguez", explicó la ex pareja de Radamés de Jesús.

Artículo

"No me voy a humillar en la embajada de EU", Carlos Bonavides

El actor dijo que no piensa pedir perdón por el problema que tuvo y por el que le retiraron la visa
"No me voy a humillar en la embajada de EU", Carlos Bonavides"No me voy a humillar en la embajada de EU", Carlos Bonavides

“Llegó uno que fue el que nos dio comida y dijo que sus papás eran mexicanos. Fue el único que se acercó y que se portó amablemente, y eso porque reconoció a Carlos Bonavides y le dijo 'Huicho, tú eres el de las novelas, mi mamá te veía, mis papás son mexicanos ¿qué hacen aquí?', y ya nos ofreció comida y agua, los demás eran puro estadounidense grosero y despota”, explicó La Wanders.

El pasado 25 de febrero los tres emprendieron un viaje de diversión a la ciudad de Houston, donde celebrarían el cumpleaños del actor Pablo Cheng en un restaurante llamado La Casa del Cabrito, pero el paseo se convirtió en una de las peores experiencias que, al menos Yered Licona, dijo haber vivido.

“Faltó quien nos apoyara, no sé, Derechos Humanos, que diera la cara por nosotros en Houston porque todo era gritos, se desesperaban mucho, a cada uno nos pasaron a un cuarto, me pusieron las manos contra la pared, las piernas abiertas, como delincuente me revisaron toda, los zapatos, la bolsa, me quitaron el celular y lo revisaron, horrible, fue la verdad una muy mala experiencia”.

La actriz señaló que el problema fue que los dueños del lugar, amigos del festejado, realizaron unos flyers a modo de invitación donde aparecían anunciados los tres, uno de estos papeles fue a dar a manos de los agentes y pensaron que iban a realizar una presentación sin tener la visa de trabajo, y a pesar de que les explicaron que era un viaje de placer no les creyeron y les cancelaron ambas visas, hasta la de trabajo que ya estaba vencida.

“Tal vez quedaron con Pablo en algo como, te vamos a festejar tu cumpleaños y tú invita tus amistades y se toman la foto con los clientes que vayan a entrando, no sé, porque el restaurante no se cerró para la fiesta, por lo que yo sabía seguía abierto, pero nosotros en ningún momento fuimos a trabajar, sí nos pagaron el vuelo y nos iban a llevar al otro día al mall, pero nunca fue una cuestión de recibir dinero por trabajo”.

La Wanders piensa que el flyer llegó a los agentes de migración, por alguien que tuviera envidia o problemas con los propietarios del restaurante, que curiosamente son mexicanos y les va muy bien con este negocio, y que lo único que les explicaron es que esta propaganda la habían mandado de Dallas, pero no les revelaron quién. “Yo les dije a los agentes, sería muy estúpido de nuestra parta que teniendo la visa de trabajo, y teniendo tanto trabajo en los Estados Unidos como teníamos, nos arriesguemos a cometer una falta para que nos quiten las dos”.

Al igual que Benavides, ella tiene un castigo de cinco años que tendrá que guardar antes de solicitar una visa nuevamente, y aseguró que esperará porque tampoco piensa pedir perdón ante la embajada de EU para que les permitan entrar nuevamente a su territorio, aunque esto signifique perder trabajo, que sí tenía mucho y con buena paga,y mucho menos pelear legalmente porque ella vio de cerca cómo un conocido invirtió mucho dinero en abogados, pero a pesar de todo en la embajada le negaron la visa con la mano en la cintura.

 

cvtp

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS