Sofía Lama hizo su carrera en EU, obligada por un veto

Por haber aceptado un proyecto en aquel país, dice que Azteca no le volvió a dar trabajo
CORTESÍA
07/02/2017
00:07
Ariel León
-A +A

[email protected]

Uno de los sueños recurrentes en algunos actores mexicanos es ver cristalizar sus carreras probando suerte en el mercado estadounidense y hacer el famoso crossover.

Para Sofía Lama, eso no fue así y aunque no lo deseaba hoy, la actriz de 29 años es una figura reconocida en el mercado latino de Estados Unidos desde hace una década y al que llegó sin buscarlo hace una década.

La actriz regresó este año a México para grabar la teleserie Guerra de ídolos en la que interpreta a Gilda Solar, quien luego de sufrir un accidente iniciará una intensa lucha detrás de los escenarios en busca de dominar el negocio musical.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Lama recordó las razones que la obligaron a irse de México y porqué no regresaría a vivir a este país.

“No quise irme de México, muchos años estuve en Azteca, llegó un momento en que no estaba creciendo y salió un proyecto en Estados Unidos; cuando lo terminé, no pude regresar a México porque la empresa me había vetado y sin quererlo tuve que quedarme en Estados Unidos”, explica.

Así la actriz comenzó una carrera en aquel país en melodramas como Eva Luna, Dueños del paraíso y, recientemente, Eva la Trailera , todas con Telemundo.

Con la televisora hispana vuelve a hacer Guerra de ídolos y con la que regresa a los televisores Mexicanos.

“Es muy irónico como ahora sin buscarlo y después de haber aceptado que ya tengo una vida en Estados Unidos y que mi vida está allá, pueda estar de regreso en México haciendo lo que quería hacer, protagonizar telenovelas aquí”, señala.

En este drama musical Lama comparte créditos con Daniel Elbittar, Alberto Guerra y José María Torre, quienes son dirigidos por Max Zunino y Lili Bocanegra.

Aunque la joven está feliz de regresar a trabajar en México, confiesa que volver a esta ciudad para continuar su carrera es algo que definitivamente no está en sus planes, pues Estados Unidos le dio oportunidades que en esta tierra no encontró y que hacen que su estancia en su país natal sea algo poco probable.

“Mi vida está allá, ahora vivo en Los Ángeles y ahí tengo todo, mi casa, mi perro, mi novio, mi vida ya la hice allá; aquí en México me gustaría venir para hacer cosas, pero aquí ya no tengo nada, difícilmente podría venir a quedarme, al final sin quererlo la vida me llevó a otro lugar que no era mi país”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS