Famosos que padecen desórdenes mentales

Actores, actrices y músicos han padecido depresión y bipolaridad
Fotos: Archivo
28/01/2017
13:59
Redacción
-A +A

El dinero y la faman no compran todo. Reconocidos actores y actrices han tenido diversos padecimientos mentales que los han orillado incluso a la muerte.

La actriz Mischa Barton, recordada por su trabajo en la serie "The OC", fue recluida en un centro psiquiátrico para somerterse a una evaluación mental.

Entre los famosos que han padecido problemas emocionales y mentales está el actor Robin Williams, quien se suicidó en 2014.

El actor de cintas como El hombre bicentenario Papá por siempre padecía demencia de los cuerpos de Lewy, la cual se presenta en muchos casos de parkinson y se produce debido a la acumulación anormal de proteínas en el cerebro.

Además, en 2014 se informó que Williams y Shia LaBeouf se sometieron a tratamientos para controlar sus adicciones de drogas y alcohol.

El hip-hopero estadounidense Kanye West fue internado en noviembre del año pasado en el Centro Médico de UCLA, debido a un "brote psicótico", según informó en aquel entonces la confiable revista People. El rapero canceló la gira que estaba llevando a cabo para promocionar su último disco, The Life of Pablo. Fue dado de alta después de dos semanas.

La ex estrella juvenil de la cadena Nickelodeon, Amanda Bynes, permaneció 19 días al interior de una clínica psiquiatrica en el año 2014, tras mostrar una serie de actos erráticos que incluyeron intentos de robo, conducción en estado de ebriedad y conductas violentas en espacios públicos. Sus padres lograron convertirse en tutores de la joven de ahora 30, y tras ello la actriz de "Hairspray" recuperó su estabilidad.

Tras su ruptura con Robert Pattinson, la famosa actriz Kristen Stewart descuidó su higiene y se pasaba días comiendo helado. Fuentes cercanas a la joven decían que había adoptado una actitud depresiva.

La actriz Carrie Fisher, conocida mundialmente por su papel como la "Princesa Leia", tuvo problemas con las drogas desde 1980 durante el rodaje de El Imperio Contraataca; sin embargo, ella misma habló en una autobiografía sobre sus batallas contra el trastorno bipolar y su adicción a los antidepresivos. En 2013, la actriz tuvo que ser hospitalizada por un episodio que protagonizó en un crucero a causa de su padecimiento.

La ganadora del Oscar por "Chicago", Catherine Zeta-Jones, informó en abril de 2011 que acudió a una clínica psiquiátrica para tratar su desorden bipolar. La esposa de Michael Douglas explicó, en aquel entonces, que el cáncer de garganta que sufrió su marido le generó problemas en el control de su trastorno.

Jim Carrey es uno de los actores que han hecho público su Trastorno Bipolar. Un amigo del actor dijo en 2010 al National Enquirer que su ruptura con Jenny McCarthy fue causada por su estado mental. 

Este padecimiento también lo han tenido actores como Robert Downey Jr. y Mel Gibson. Este último confesó en un documental que era maníaco-depresivo y diferentes personas han dicho que el intérprete se ha oculto tras su padecimiento para justificar sus actos violentos.

El mundo de la actuación no sólo ha registrado estos casos, pues en la escena musical también se han conocido casos como el de Britney Spears, quien habría acudido a un psiquiatra.

La cantante cayó en picada tras su divorcio con Kevin Federline en 2006. Enseguida realizó escenas como rasurarse la cabeza, golpear un auto con un paraguas y sentarse en tribunales con un amigo paparazzo en la disputa por sus hijos con Kevin.

La irlandesa Sinead O'Connor, que popularizó el tema "Nothing Compares 2 You", suele protagonizar polémicas que dejan en evidencia sus periodos de inestabilidad emocional. Ha publicado en Facebook declaraciones suicidas y por esa misma vía ha atacado a otros artistas (como Miley Cyrus y Arsenio Hall, a quien acusó de ser el "dealer" de Prince).

La cantautora ha ingresado a siquiatricos en varias ocasiones, pero no ha realizado tratamientos exitosos a su diagnóstico de bipolaridad.

La cantante Susan Boyle, que saltó a la fama en el programa "Britain's Got Talent", ingresó a un hospital psiquiátrico en junio de 2009, tras presentar síntomas de cansancio emocional luego de perder el concurso. La artista fue dada de alta cinco días después.

Demi Lovato también abordó sus enfermedades mentales y el trastorno bipolar. "Sólo porque soy una estrella pop no significa que todo es perfecto", aseguró.

Lovato promovió la campaña "Clean & Clear See te Real Me", para apoyar a jóvenes en EU.

 

nrv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS