Misses tunden sin miedo a Trump

Natalie Glebova reafirma que es un racista y Paulina Vega dice que Miss Universo es más que un aspirante presidencial
“Todas mis opiniones y juicios sobre Trump son ciertos”, reafirmó Vega. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL
07/07/2015
00:20
Redacción y EFE
-A +A

El búmeran por sus declaraciones contra los migrantes mexicanos sigue golpeando a Donald Trump. Este fin de semana, el multimillonario, patrocinador de Miss Universo, abrió otro frente al llamar hipócrita a su actual reina de belleza Paulina Vega.

Casi al mismo tiempo, la bailarina profesional Cheryl Burke anunció su decisión de retirarse como una de las conductoras en el certamen de belleza Miss Estados Unidos. “A partir de hoy, me he retirado de mis obligaciones con Miss Estados Unidos”, dijo Burke.

Pero no sólo ha sido un asunto latinoamericano ya que  ayer, la ex Miss Universo 2005, la rusa Natalie Glebova, escribió en su perfil de Facebook: “Trump ofendió a millones de personas y está perjudicando a la organización de Miss Universo”.

Según un reporte de la cadena de radio RCN, Glebova remató su mensaje con una denuncia: “Trump no tiene nada que ver con la ganadora del concurso, él sólo escoge algunas de las 15 semifinalistas y sí, ¡él es un racista! Lo primero que me dijo después de que gané fue: ‘No me gustan los rusos, a la última reina rusa que tuvimos la botamos. Mucho gusto en conocerte”.

Pero el pleito mayor de Trump en este momento es con la colombiana Paulina Vega, actual Miss Universo.

Vega respondió ayer al magnate estadounidense Donald Trump que pese a estar en desacuerdo con él, no puede renunciar a su corona porque firmó un contrato del que no puede desvincularse, por lo que “no tiene sentido” que  la tache de “hipócrita”.

“No es tan fácil como renunciar; tengo un contrato firmado”, declaró la colombiana a la emisora W Radio tras la polémica desatada este domingo, cuando Trump la acusó de hipócrita por criticar su controvertido discurso sobre la inmigración irregular pero no renunciar al título. Vega reiteró que no está de acuerdo con los comentarios de Trump,  pero subrayó que no abandonará Miss Universo por una polémica que se reduce al ámbito político.

“Miss Universo ha existido antes de que este señor (Trump) fuera el dueño y seguirá existiendo cuando se marche. No voy a cambiar todo lo que está pasando en mi vida simplemente por una campaña presidencial”, aseguró en referencia a que Trump aspira a ser designado candidato a la presidencia por el Partido Republicano.

Miss Universo negó que la organización del concurso la haya presionado para que no opinara sobre el magnate estadounidense.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS