Hijos de famosos, en rehabilitación

Julián Figueroa no es el único joven que ha tenido que someterse a tratamiento por sus adicciones
Los hijos de famosos que han estado en rehabilitación
Jóvenes en tratamiento por su consumo de sustancias Foto:Archivo
28/05/2015
00:14
Cristina Pineda
Ciudad de México
-A +A

Para evitar que el problema con el alcohol que enfrenta Julián, hijo de Joan Sebastian y Maribel Guardia, creciera fue que en familia decidieron que era buen momento para ingresar a un centro de rehabilitación.

En entrevista con el programa televisivo Hoy, el también cantante de veinte años aceptó su condición.

"Lo discutí con mi madre, yo tomé la iniciativa que quería buscar ayuda porque ya no quería tomar de esa forma y ellos obviamente me apoyaron también preocupados por mi salud. La idea era nada más llegar, tomar terapia e irme, pero me ofrecieron la estancia y yo accedí. Estoy muy orgulloso de la decisión que tomé, creo que ha sido una de las mejores en mi vida", comentó.

Los famosos han visto recaer sus errores sobre su descendencia. Fue su hijo Jack el que enseñó al rockero Ozzy Osbourne a lidiar contra sus problemas de adición ya que acudió con él a las sesiones de Alcohólicos Anónimos. El joven a sus 17 años ingresó voluntariamente para desintoxicarse al hospital Las Encinas, aunque dijo que lo peor pasó al enterarse del cáncer de su madre; para la familia las cosas no quedaron ahí ya que su otra hija Kelly ha ingresado a rehabilitación siete veces.

A Martin Sheen no le tienen que contar lo que es pasar por un periodo oscuro, pero para su mala fortuna además de la actuación lo que le heredó a Charlie Sheen fue una vida llena de escándalos y asistencia en diversas ocasiones a rehabilitación ya sea por sus adicciones o para el control de su ira.

Es sabido que Robert Downey Jr. no es un nombre alejado de los excesos así como tampoco lo es su hijo Indio Falconer Downey, quien pasó cerca de 90 días en rehabilitación al ser arrestado bajo sospecha de posee cocaína el año pasado.

Así como él hay muchos ejemplos. Al ser encontrada inconsciente en la tina, al igual que murió su madre Whitney Houston, Bobbi Kristina fue llevada de urgencia al hospital donde le dedujeron el coma para días después trasladarla a un centro de rehabilitación.

Tallulah, la hija más pequeña de Demi Moore y Bruce Willis acudió a recibir ayuda por pedido de sus padres. Con sólo veinte años de edad padece trastorno dismórfico corporal que se agrava con la adición a la cocaína y el alcohol, por lo que sus progenitores no dudaron en que The Meadows, en Arizona, se encargara de su problema.

En el 2008 Frida Sofía, hija de la rockera mexicana Alejandra Guzmán, fue hospitalizada debido a una congestión alcohólica, lo curioso es que durante esta crisis su madre estaba internada en una clínica de rehabilitación de drogas aunque sus allegados confirmaban que su ausencia se debió a una gira por Sudamérica.

Nicolas Cage revivió su mala etapa con su hijo Weston Coppola Cage, quien ha sido acusado varias veces de violencia doméstica y que incluso acudió a rehabilitación junto a su esposa Nikki Williams.

El gusto por la heroína llevo a Cameron Douglas, hijo de Michael Douglas, a la cárcel en donde fue sentenciado por cinco años ahí dentro y otros más en libertad vigilada por la posesión de metanfetaminas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS