Se encuentra usted aquí

Claroscuros de Barry Seal

Tom Cruise protagoniza American made, que muestra la vida del piloto modelo que al mismo tiempo es traficante de droga
Cruise pilotó el avión en la película y se maquilló solo cuando fue necesario, cuenta el director (UNIVERSAL PICTURES)
05/06/2017
00:01
Ariel León
-A +A

[email protected]

Mucho se ha hablado de narcotraficantes como Pablo Escobar o recientemente de Joaquín El Chapo Guzmán, pero el negocio de estos líderes de la droga no podría ser posible sin personajes como Barry Seal, un experto piloto comercial que se convirtió en traficante de droga y quien ahora será encarnado por Tom Cruise.

Bajo el título de American made, el cineasta Doug Liman presenta esta película basada en la vida de Seal, un estadounidense modelo que sucumbió ante la riqueza y poder que el mundo del narco le ofreció en los 80.

Para su realizador, el título de la cinta refleja mucho de la realidad del mundo de la droga mundial, en el cual Estados Unidos, afirma, tiene mucho que ver.

“El título nos dice mucho, juega con la palabra, por un lado tenemos a un hombre que es un modelo a seguir, piloto, que vive el sueño americano y que es un ciudadano modelo, pero por debajo es un traficante que ayuda a que el negocio de la droga crezca en Estados Unidos, un propio estadounidense que ayuda a que esta plaga se expanda por su país y que ante el mundo es culpa de los latinoamericanos, cuando la realidad es que es una culpa compartida”, comentó en entrevista telefónica.

Aunque pareciera que el mundo del entretenimiento actual vive una “moda” por los personajes pertenecientes al narcotráfico, para Liman lo importante no es el tópico bajo el que se desarrolle la historia, la importancia está en las acciones de los personajes y cómo repercuten en el ambiente en que se desarrollan.

“Hago películas porque me interesa poner personajes en situaciones extraordinarias y ver lo que hacen. Ese es mi interés en la situación extraordinaria. No me interesan los extraterrestres de Edge of tomorrow, me interesa Tom Cruise y lo que tiene que darle al personaje, que en este caso fue uno lleno de complejidades y que al final sus decisiones tuvieron consecuencia”.

El filme, cuyo primer trailer se dio a conocer hoy, mostrará también cómo tras ayudar a cárteles colombianos. Barry se convirtió en informante para la Agencia Central de Inteligencia (CIA) para que pudiera detener a múltiples cabecillas de diversos cárteles, algo que al final le costó la vida a Seal.

Si bien el filme está encabezado por Tom Cruise, con quien ya había trabajado en Edge of tomorrow, Doug mantiene que el filme posee ese tono independiente que le gusta en los trabajos sobre personajes reales, ya que en este caso le permitió hablar libremente y sin concesiones sobre la vida de Seal y el mundo del tráfico de drogas.

“Creo que es una historia muy interesante porque nos habla sobre la problemática del narcotráfico, pero desde otro ángulo, la vista de los estadounidenses que participan en ella”.

Un toque de comedia. Al igual que otros trabajos anteriores, Liman detalló que American made tiene dosis necesarias de comedia que se mezclan con la acción necesaria para ser un trabajo que mantenga al espectador sin dejar a un lado la parte política de buscar generar el diálogo acerca de las responsabilidades de la problemática del narco.

“Desde que leí el guión era una historia que me moría de ganas de contar. Es como un western moderno. El filme está plagado de soledad, por eso era necesario meterle tintes de comedia, sin arriesgar nuestra historia. El filme tenía tantos de los elementos que busco en una película, que por lo general es que sean escenarios locos y complicados, ya sea un espía con amnesia en la franquicia Bourne, asesinos tratando de matarse mutuamente en Sr. y Sra. Smith o viajes en el tiempo y extraterrestres en Edge of tomorrow”.

La relación profesional que existe entre Tom Cruise y Doug Liman es tal que para este trabajo, el actor además de pilotar un avión en el filme, tuvo que dejar algunas de las comodidades que ser una estrella de Hollywood le dan.

“Tom es un excelente piloto en la vida real y eso ayudó mucho. Al final todavía tenía escenas que rodar con él y Tom tuvo que maquillarse y peinarse solo porque ya no había ni tiempo ni presupuesto para tener a más gente, es un actor que se compromete y en ocasiones hace concesiones por la historia como fue en este caso”.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS