Aboga actor Hugo Stiglitz por defender la cultura mexicana ante Trump

Al presentar su filme "El ocaso de un cazador", Stiglitz pidió reivindicar la historia de México, así como educar a los hijos con valores
Foto: Archivo EL UNIVERSAL
14/02/2017
00:53
David Carrizales / Corresponsal
Monterrey, NL
-A +A

El primer actor Hugo Stiglitz abogó por defender la cultura mexicana ante las posturas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

“A nosotros nos va a ayudar que haya un salvaje que no entiende lo que es México, que no entiende la cultura”, expresó.

Agregó que el país tiene grandes culturas en su pasado, la olmeca, tolteca, maya, zapoteca, “y ellos tienen al Hombre Araña”.

“Tenemos que defender nuestras raíces que ellos no tienen y menos Trump”, sentenció.

Stiglitz consideró que los ataques del nuevo mandatario de Estados Unidos dan a los mexicanos un aliciente para estar más unidos, “que nos pongamos a trabajar y no veamos en el otro lado un sueño, el sueño es vivir en México, estar orgullosos de este país, de nuestras raíces, de nuestra cultura, de nuestra comida, que es de primera, no las hamburguesas y el hot dog”.

En entrevista previa a la presentación de la película “El ocaso del cazador”, basada en la historia de Alejo Garza Tamez, un hombre que decidió enfrentar solo a un grupo del crimen organizado, a sabiendas de que no iba a ser defendido por las autoridades, Stiglitz señaló que quiere llevar un mensaje de unión a los mexicanos para defender su tierra y educar a los hijos con valores.

El actor y productor del filme comentó que en esta cinta se habla de un México tremendo que está pasando por un momento lamentable y de mucha violencia, que de alguna manera se tiene que erradicar, “y la única manera es con la unión de los mexicanos”.

Añadió que la mejor forma de enfrentar la violencia es haciendo que los hijos vayan a la escuela, que la familia les dé principios y que la escuela les dé bases para que esa gente sin escrúpulos, sin principios y sin ninguna educación, no vean en el secuestro, la extorsión, el robo y el asesinato una manera fácil de vivir.

Expuso que la intención de su filme es que el país vea cómo un honorable norteño (Garza Tamez) en una provincia, en un pueblo donde hay paz social, cultura, amor a la tierra, a la agricultura y al ganado, a los caballos y a las tradiciones mexicanas, tiene que defender su pueblo y a sus amigos ante la inacción o complicidad de autoridades para proteger a los ciudadanos.

En la película, sus amigos son Mario Almada y el güero Ricardo Carrión, la esposa es Pilar Pellicer y del otro lado está como villano Alejandro Ciangherotti y los jóvenes que hacen su primera película representan a los malvados de la historia. En la cinta aparece también su hijo Hugo Stiglitz, con quien tal vez realice próximamente “El hijo del cazador”.

El actor y productor afirmó que un mensaje que pretende llevar es que hay que amar al país, cuidar la cultura, la raíz, estar unidos y ser conscientes de qué está pasando; “tenemos un país maravilloso que tenemos que defender, creer en él”, expresó.

Stiglitz comentó que vio a Mario Almada antes de su muerte y él le dijo que esta era su última participación en una película. “Fue una gran inclusión que haya aceptado, teníamos una amistad de muchos años, siempre estuvimos muy unidos”.

A su vez, el director de la película, Fabrizo Prada, señaló que él estaría muy agradecido si Donald Trump dijera a los productores de Hollywood que los va a sancionar si exportan sus películas a México, ya que es el segundo país en el mundo que más dinero les da por la exhibición de sus filmes, sólo después de Estados Unidos.

“Nosotros nos encargamos de llenar las pantallas. Aquí producimos 160 películas al año y se estrena un 6 por ciento, no se llega a 20 películas al año, y es un honor llegar a las pantallas. Si fuera más justa la distribución debería ser por lo menos 50 por ciento para México y el resto para otros países”, señaló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS