Critican en los SAG política de Trump

La nueva disposición migratoria del presidente de EU fue tema en los premios
Louis-Dreyfus calificó la orden ejecutiva de “antiestadounidense” (FOTOS: REUTES Y AP)
30/01/2017
00:01
Redacción y Notimex
-A +A

”¡Cazaremos monstruos!”, exclamó David Harbour cuando subió a recibir el premio SAG por mejor ensamble gracias a la serie Stranger Things. Y por monstruos no se refería a las criaturas de su serie sino, dijo, “a los individuos e instituciones que han llenado de hipocresía y violencia a nuestra sociedad”.

El discurso de Harbour no fue el único que se refirió a la prohibición migratoria del presidente estadounidense Donald Trump contra siete países, pero sí fue el más emotivo. Winona Ryder, a su lado, levantó varias veces el puño e hizo gestos de apoyo mientras Harbour decía entusiasmado: “Nosotros (los actores) cobijaremos a los raros y marginales, a aquellos que no tienen casa. Venceremos a la mentira. Y cuando estemos en medio de la hipocresía y la violencia golpearemos en la cara a esa gente que busca destruir lo que hemos construido nosotros junto con los marginados. Y lo haremos con alma, corazón y alegría”. Para entonces ya todos los actores del Auditorio Shrine se habían puesto de pie para ovacionarlo.

En general, la política anti-mi gratoria de Trump fue vista como “la villana de la película” durante los premios SAG, del Sindicato de Actores de la Pantalla.

Julia Louis-Dreyfus, quien obtuvo la estatuilla a la Mejor actriz en serie de comedia por su trabajo en Veep, donde encarna a una vicepresidenta de Estados Unidos, calificó la orden ejecutiva de Trump como “antiestadunidense”.

“Soy la hija de un inmigrante, mi papá huyó de persecución religiosa en la Francia ocupada por los nazis. Soy una patriota estadounidense y amo a este país. Y porque amo a este país, estoy horrorizada por sus defectos y esta prohibición migratoria es un defecto”.

Enseguida, el actor William H. Macy ganó por su personificación de Frank Gallagher, un padre disfuncional, drogadicto y alcohólico, en la popular serie Shameless.

“Quiero nadar contra la corriente esta noche, y agradecerle al presidente Trump por hacer parecer a Frank tan normal”, dijo, provocando risas entre cientos de actores reunidos en el Auditorio Shrine de Los Ángeles.

Al inicio de la premiación, el maestro de ceremonias, Ashton Kutcher, elogió a los miles de manifestantes que abarrotaron aeropuertos y calles de las ciudades más grandes del país para repudiar la política migratoria del gobierno de Donald Trump. Dirigiéndose a los manifestantes, dijo: “Ustedes son parte del tejido social de quienes somos y por supuesto les damos la bienvenida y los amamos”.

Mahershala Ali, al ganar como Actor de reparto por Moonlight, contó: “Yo soy musulmán. Cuando me convertí a esta religión, llamé a mi madre para decírselo y ella no dio vueltas de gusto pero lo superamos. Lo dejamos atrás y nos podemos ver. Y la amo. Y ella me ama”. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS