Se encuentra usted aquí

Un monstruo a Venecia

El realizador Rodrigo Plá y el actor Sebastián Aguirre participarán en la sección Horizontes del festival de cine
El filme habla sobre la desatención médica y social, se rodó en locaciones de la Ciudad de México (CORTESÍA RODRIGO PLÁ)
01/08/2015
02:41
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

Rodrigo Plá es de esos casos raros en los que, cineasta ganador internacional como estudiante, ha logrado preseas en el ámbito profesional.

En 2001, entonces en el CCC, obtuvo el Oscar Estudiantil por su corto El ojo en la nuca, protagonizado por el aún poco reconocido Gael García Bernal.

Pasó un sexenio para que su nombre figurara en la lista de Venecia, uno de los festivales considerados AAA, junto a Cannes y Berlín, gracias a su filme La zona, donde logró tres premios.

Esta semana se dio a conocer que regresa al certamen con Un monstruo de mil cabezas. Con guión de su esposa Laura Santullo, la cinta es protagonizada por Sebastián Aguirre (Obediencia perfecta) y Emilio Echevarría (Amores perros). Está considerada en la sección Horizontes del certamen. Plá respondió a EL UNIVERSAL vía e-mail..

¿Qué recuerdos tienes de esa versión de Venecia de 2007?

Fue un momento muy emotivo; la primera presentación en público de nuestra ópera prima y una respuesta muy efusiva de la gente.

¿Cuál era tu preocupación aquella vez (Guillermo del Toro dice que su primera vez en Cannes, la suya era que le quedara el esmoquin) y la de este 2015?

Al ser la primera vez que mostrábamos La Zona, la única preocupación que recuerdo era si gustaría o no. Ocho años después la preocupación no ha cambiado mucho.

¿Dónde y cómo tienes los tres premios que ganaste en ese festival?

Nos hemos mudado bastante últimamente, los premios están en cajas.

Amiens, Berlín, Cartagena, La Habana, Miami… ¿sigues teniendo el mismo sentido de sorpresa al ser nominado o ya tanto camino recorrido, te hace que lo tomes más calmado?

Con cada nuevo proyecto uno se expone, cada película tiene camino propio; así que la incertidumbre es la misma. Calmado no suelo estar nunca.

¿Qué da trabajar tantos años con Laura en los mismo proyectos?

Dos hijos, cuatro largometrajes, y un sólido equipo creativo.

También teníamos dos tortugas pero se murieron.

Con tus propias palabras, ¿cuál sería la sinopsis de la película?

Un monstruo de mil cabezas acompaña el quiebre de una mujer que, frente al agravamiento de la enfermedad de su marido, comienza a tomar decisiones controvertidas al enfrentar la desidia y la indiferencia de la corporación médica que debería darles servicio.

Estudiaste en el CCC, Alfonso Cuarón algunos años en el CUEC, pero hay otros como Michel Franco y Gabriel Ripstein que también van a Venecia, y no estudiaron cine… ¿vale la pena estudiar en un aula?

No hay un solo camino, eso está claro. Pero desde mi experiencia las escuelas forman: te acercan a distintos modos de trabajo y pensamiento a través de sus maestros; te estimulan con los proyectos de tus contemporáneos, incluso en la diferencia; y te permiten experimentar y filmar constante.

¿Quiénes irán a Venecia?

Aún no lo sabemos, pero ojalá seamos unos cuantos.

¿Qué puedes contar de un nuevo proyecto que, dicen, estás preparando?

En realidad tenemos dos proyectos; Guardia y custodia y El otro Tom, muy distintos entre sí, aunque ambos ponen su mirada sobre las relaciones familiares. Estamos en la etapa de búsqueda de financiamiento, así es que si entre los lectores de ésta nota hay alguien interesado, favor de ponerse en contacto (risas).

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS