Chris Pratt redujo kilos y castings

El actor de Jurassic World, quien pesaba 140 kilos, agradece la fama que le trajo su nueva imagen y que ahora lo llamen para trabajar
Chris Pratt agradece a su nueva imagen
El protagonista de la nueva película de la saga de dinosaurios llegó a pesar 140 kilos. Foto: Universal Pictures
09/06/2015
00:09
Jesús Díaz
Universal City, California
-A +A

[email protected] clabsa.com.mx

Protagonizar una de las cintas más esperadas de este año, ser el candidato más fuerte para interpretar al próximo Indiana Jones y estar en el top de los galanes actuales de Hollywood es algo que Chris Pratt comenzó a vivir hace apenas tres años.

El actor de 35 años, quien protagoniza Jurassic World, era más conocido por interpretar a Andy Dwyer, un regordete personaje de la serie Parks and Recreation, que le venía bien con sus casi 140 kilos encima.

“No sé qué pasó, desperté un día y tenía todos estos músculos”, bromea en entrevista con EL UNIVERSAL, para promocionar la cinta que llega el jueves a las salas mexicanas.

“Creo que todo este cambio ha sido rápido, he tenido un par de años de trabajo duro, dedicación y enfocarse”, añade el histrión.

Pratt no habla al azar, su cambio físico fue una de las más gratas sorpresas  de Hollywood, pues a la par de éste, las ofertas laborales y el reconocimiento del público, aunado a una notable cantidad de nuevos fans, han ido en constante ascenso.

“Es difícil de creer, ahora no hago castings, me llegan las ofertas laborales. Aunque lo importante es reconocer a la gente que estuvo ahí antes de todo esto y que ha contribuido a que mejore en todos los aspectos”.

Su esposa, la actriz Anna Faris (conocida por las comedias de Scary Movie) es de esas personas especiales, pues no sólo ha estado ahí desde 2008, cuando decidieron comprometerse, sino que lo ha hecho de la mejor manera: alentándolo para mejorar desde que él no era el adonis de ahora.

“Mi esposa está muy orgullosa, hemos sido grandes compañeros en este reto y es bueno tenerla”, confiesa Pratt emocionado.

“No puedes imaginarte cuánta gente ha llegado a mi vida y uno dice, espera, ahora tengo mucha atención pero ella siempre estuvo conmigo desde antes de que esto pasara. Ella amaba al chico de 300 libras, me amó desde que alimentaba a su gordito”, destaca.

Un cambio de hábitos. Ambos tienen un hijo de tres años, Jack, que Chris procura tanto como ella. La atención se centra además en el bienestar de la pareja y en llevar, ahora sí, una buena alimentación y hábitos saludables.

“No como alimentos procesados, evito la sal e intento equilibrar siempre mi dieta. Como en porciones muy pequeñas, lo cual al inicio fue raro porque estaba acostumbrado a llenarme hasta la saciedad y eso ya no sucede”.

“No es una dieta de mucha proteína, como algunos hacen, la mía tiene proteínas, carbohidratos y grasas, pero en un buen equilibrio, aunque no puedo negar que a veces peco con algo de tequila”, bromea.

En Jurassic World, el actor interpreta a un cuidador del parque temático de dinosaurios que tiene una relación especial con los velociraptor, quienes quizá serán sus únicos aliados para contrarrestar el ataque de un dinosaurio modificado genéticamente.

El actor reconoce que está en charlas para ser el próximo Indiana Jones y que continuará manteniendo su buena forma.

“Cuando trabajé en comedias no importaba cómo me veía, siempre quise verme mejor pero nada me presionaba a cambiar mi vida. Me inscribía al gimnasio, pero nunca fui más de tres semanas. Creo que hice un buen movimiento”, considera.

El filme, secuela del realizado por Steven Spielberg en 1993, ahora es dirigido por Colin Trevorrow.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS