Alex y Chela Lora renuevan votos en la Basílica

Festejaron sus 35 años de matrimonio
Amigos y familiares, entre ellas su hija Celia (con un vestido color coral) se emocionaron tanto como ellos, que al dar cada paso se miraron y sonrieron. FOTO: Luis Cortés/EL UNIVERSAL.
25/07/2015
20:09
Cristina Pineda
Ciudad de México
-A +A

Fieles a sus raíces guadalupanas y sobre todo a su amor, Alex y Chela Lora tuvieron una ceremonia religiosa llena de compromiso y toques de rock, en la renovación de sus votos en una Boda de Coral para celebrar su unión durante 35 años.

El Templo Expiatorio Cristo Rey, en la Basílica de Guadalupe, fue testigo cuando la pareja caminó por una alfombra roja saludando a los curiosos que estaban esperándolos del otro lado de la valla, quienes además de aplaudirles gritaron entre otras cosas "felicidades".

Juntos, él con un saco largo y pantalones negros, sin dejar de lado a la virgen de Guadalupe estampada en su playera, y ella portando un vestido blanco, brilloso y largo sin mangas y con detalles debajo, caminaron con la marcha nupcial de fondo.

Amigos y familiares, entre ellas su hija Celia (con un vestido color coral) se emocionaron tanto como ellos, que al dar cada paso se miraron y sonrieron. Al llegar al altar escucharon al sacerdote y cada tanto se abrazaron o tomaron de la mano.

En la lectura del evangelio, el representante de la Iglesia dio un discurso sobre el amor y la paciencia de aguantar las virtudes y defectos uno del otro. Frente a frente llegó el turno de darse los votos en un momento romántico.

"Bendito sea señor Dios nuestro porque ha sido un regalo tuyo recibir a Chela como esposa", dijo primero Alex a lo que ella respondió de la misma forma: "Bendito sea señor Dios nuestro porque ha sido un regalo recibir a Alex como esposo".

"Bendito sea señor Dios nuestro porque nos has asistido honrosamente en las alegrías y en las penas de nuestra vida, te pedimos que nos ayudes a guardar fe en nuestro amor para que seamos testigos fieles de la alianza que has establecido con los hombres", expresaron juntos.

Así se dieron los anillos bendecidos. Alex como signo de fidelidad y amor renovado y Chela con el mismo cariño que hace 35 años, mientras de fondo se podía escuchar la canción de El Tri titulada "Triste canción de amor". 

Con las arras, el rockero prometió seguir dando lo necesario para su hogar y su flamante esposa las recibió en señal del cuidado que siempre tendrá por su familia; después fue su hija Celia la que les puso el lazo para dar pie a los saludos fraternales de paz.

Al sonar el "Ave María" los invitados se acercaron a recibir la hostia y al finalizar le entregaron un ramo de flores a la virgen y viéndola fue que Alex le cantó una versión de "Virgen Morena", junto a Chela y Celia: "Que se oigan esas palmas de la raza hasta el cielo", animó tal como acostumbra. Al salir fueron llenados de pétalos blancos e incluso posaron junto a sus fans y se dejaron abrazar tras darse apasionados besos.

Entre los invitados que llegaron desde temprano estuvo Armando Manzanero, acompañado por su esposa, el compositor expresó como maravillosa el refuerzo de esta unión.

"Realmente una persona que logra tener una vida de 35 años ya lo hizo todo, ya lo que hay que desearle es que llegue a 65 años", afirmó sobre su amigo desde hace cerca de 40 años.

Por su parte, Itatí Cantoral se vistió de etiqueta para la celebración y despertó pasiones al ingresar al templo para felicitar a los esposos.

"Dos seres humanos que son un ejemplo a seguir y han hecho una familia maravillosa; no es fácil. Alex fue un gran amigo de mi padre y me conoce desde que nací".

Como parte de su emoción, la actriz confesó que piensa en la posibilidad de anular su matrimonio con Eduardo Santamarina para casarse por la iglesia con Carlos, por lo que está en pláticas con amigos sacerdotes.

"No lo estoy tramitando y no me urge o es algo que necesite para tener un matrimonio feliz", aclaró.

 

sc

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS