Mostrarán los rostros detrás de la música mexicana

La SACM montará una exposición en el Aeropuerto del DF con fotografías y videos de los compositores más importantes de nuestro país
José Alfredo Jiménez nació el 19 de enero de 1926 y murió el 23 de noviembre de 1973. Además de compositor, actúa en varias cintas (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/06/2015
02:00
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

Más de 30 millones de personas será el público potencial de una exhibición para conocer el rostro de compositores mexicanos.

A partir de agosto, en la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México se montará una colección para mostrar a 70 autores que son desconocidos por el grueso de la población.

Dicha terminal registró, durante el año pasado, 34.2 millones de visitantes, de acuerdo con cifras de las autoridades. La exposición es promovida por la Sociedad de Autores y Compositores que cumple su 70 aniversario.

José Alfredo Jiménez Jr. hijo del autor de “El jinete” y “Ella”, en su calidad de vocal de SACM (por sus siglas), explica: “La idea es que la gente conozca el rostro del compositor. No es el caso de mi papá, porque hizo cine y televisión, pero muchos otros no son reconocidos.

“Por ejemplo, muchos cantan ‘Cielito lindo’, pero nadie sabe que es de Quirino; o ‘México lindo y querido’, pero no tienen que es de Chucho Monge”.

Y detalla: “Son 70 rostros de autores y 15 bustos que nos prestaron escultores como Ariel de la Peña; tenemos audios, ambientamos con programas que ha hecho la UNAM como uno de Manuel Esperón, para que la gente los ubique”.

La exposición se encuentra actualmente en el Museo de las Culturas Populares de Toluca.

Por su papá

Jiménez Jr. indica que prepara un gran festejo por los 90 años de su papá, en 2016.

Varias ideas, dice, están cuajándose, entre ellas un día dedicado al compositor en el Distrito Federal para emular lo que ocurre en Dolores Hidalgo, donde hay fiesta anual por cuatro días.

“Estamos pensando muchas cosas, pero creo aquí (la capital) no ha habido un reconomiento, no del público, porque eso sí sucede, sino de otros más.

“Quiero hacer algo bonito, una tertulia, donde se vendan dulces mexicanos, algodones y todo el día música de todos los géneros a donde hemos entrado”, indica.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS