Franco esperó dos años para estrenar 'A los ojos'

El ganador este año en Cannes por Mejor Guión explicó que todavía hizo una edición final al filme hace dos meses
El cineasta explicó que estrenará una versión diferente a la que presentó en Morelia (Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL)
08/06/2015
02:00
César Huerta Ortiz
-A +A

[email protected]

Tras ganar el premio de la Palma de Oro en Cannes a Mejor Guión por Chronic, el cineasta mexicano Michel Franco enfoca sus baterías al estreno de su película anterior.

A los ojos, filmada hace dos años y que aborda el tema de niños de la calle y sustracción de órganos, llegará a la pantalla grande en enero próximo.

En ella, Mónica del Carmen (Año bisiesto) interpreta a una mujer que labora con niños de la calle y quien tiene un hijo con una enfermedad, por lo que hará todo lo posible para que su pequeño recupere su salud´. Aún a costa de otros infantes.

“Todavía la reedité hace como dos meses, nadie me pidió cambios, pero de algún modo como la película se filmó sin guión, fue más difícil editar y terminar de encontra la forma final”, expone el director.

A los ojos estará bajo la responsabilidad de Latam, empresa que ha lanzado títulos como Obediencia perfecta y Cambio de ruta.

Codirigida junto con su hermana Vicky, la película se presentó ya en el festival internacional de cine de Morelia, en 2013, donde obtuvo mayormente críticas favorables.

“Esa versión (la que se presentó en Morelia) no es la que llegará a cines, hubo ajustes”, precisa Franco, quien en estos momentos se alista para presentarla en el certamen de Tel Aviv.

En ese festival, además de llevar su película, el director de Daniel y Ana y Después de Lucía también dará una charla especial y se le hará una retrospectiva de su trabajo.

Niño real

Benjamín Espinoza es un niño de la calle, que ahora tiene unos 17 años y fue elegido como protagónico de la película A los ojos.

No tuvo pago por su actuación en la cinta, pero durante su estancia en el rodaje, que se llevó a lo largo de dos años, ya que requería cierta parte documental, aprendió a hacer sonido en el mundo del cine.

La petición económica fue decisión de Casa Alianza, dedicada a la atención de infantes en situación de calle que colaboró en el filme y que tampoco recibió dinero alguno, dijo en su momento Sofía Almazan, una integrante de dicha institución.

“La verdad es que no tuvimos que tocar muchas puertas (para estrenar el filme) cuando nos acercamos a Latam les llamó la atención y creo es la mejor opción, se necesita cuidarla mucho, es una película que requiere eso”, dice.

Franco deja ver la posibilidad de realizar una serie de actividades de exhibición, como en su momento hizo el director de Después de Lucía, que sirvió para una campaña antibullying y generó un circuito en escuelas.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS