Se encuentra usted aquí

1

La Maldita vs. Trump

Maldita Vecindad aprovechará su show de 30 anivesario para criticar a Donald y defender a los migrantes mexicanos
El jueves, el grupo ensayó un set de 35 canciones. FOTO: Ariel Ojeda/EL UNIVERSAL.
27/06/2015
04:00
Cristina Pineda
Ciudad de México
-A +A

La Maldita Vecindad fue uno de los primeros grupos de rock mexicano que incluyó  la migración dentro de las temáticas de sus canciones. Por lo que es con una de sus letras que responden a los comentarios de Donald Trump.

“Ahora que salieron sus declaraciones, la canción ‘Sur del sur’ (2009) es nuestra respuesta a una visión racista y completamente ignorante como la que él manifestó de la migración mexicana”, expresa Roco, el vocalista. 

Los dichos de Trump contra migrantes  mexicanos (a quienes calificó de criminales y violadores) han coincidido, curiosamente, con el concierto que ofrecerá La Maldita por su 30 aniversario en el Palacio de los Deportes. 

Así que durante un ensayo previo, Roco aprovecha para contestarle: “Donald Trump puede decir cualquier cosa pero es peor lo que dice con hechos el gobierno para su propia población; no hay oportunidades de trabajo, tenemos un narcogobierno, asesinados y represión total”, agregó el cantante.

Por su parte Aldo, el bajista de la banda, asegura que la gente que decide abandonar México no sólo se va buscando el “sueño americano” sino porque las cosas en su país no están bien. “La gente va allá porque hay trabajo pero al mismo tiempo se encuentra con  un infierno de explotación y entonces, ¿cuál es la salida para la gente que busca sobrevivir?”, reflexionó.

Las dos realidades. La situación actual en el país les da pie para que en cada una de sus presentaciones hagan mención sobre algunas problemáticas con las que se sienten identificados. Más allá de eso, cuentan que  participan cotidianamente con colectivos de  resistencia. “Es  una política surgida de la propia calle”, aseguran. 

De esta forma hablan de una realidad alterna del mundo que imaginaron al iniciar sus carreras gracias al crecimiento del movimiento civil que ha transformado a la población. 

“Por un lado está el México imaginario y la generación que tiene exposición a los medios, pero también el México profundo y ahí sí creo que hay un gran avance. A esa cultura es a la que pertenece Maldita Vecindad. No apoyamos un movimiento sino que somos parte de toda esta historia de la que 30 años después nos podemos ver como parte de un movimiento y no sólo de sacar discos”, argumentó Roco.

Su trabajo, dicen, implica rescatar las raíces mexicanas aunque, como todo, sigue lo comercial a la cabeza.

“La mayoría de los productos que están ligados a la industria musical no van más allá de lo mismo y casi hay una regresión, quieren volver a cantar en inglés y están haciendo una serie de cosas que pensábamos superadas, pero al mismo tiempo y afortunadamente, hay un surgimiento emergiendo desde el son veracruzano, hip hop y el tzotzil”, indicó Aldo.

Ahora que cumplen 30 años, se dan tiempo para recapitular su historia. La Maldita Vecindad, cuentan, tuvo que ganar espacios de a poco.  Recuerdan el tiempo en que no había televisión por cable o Internet, por lo que acceder a los medios de comunicación era difícil por  no sentir atracción por su música.

“Había prejuicios en cuanto a la visión que tenían de nosotros como el nombre, por qué nos vestíamos así con estos trajes de segunda, por qué usábamos aretes, tatuajes. Era algo que existía pero no aparecía y fuimos de los primeros en ir al canal dos, que era todo un shock”, expresó Pato.
Ahora es en sus conciertos que ven a diferentes generaciones bailar y cantar tal como se espera que ocurra hoy en el Palacio de los Deportes en donde tocarán  dos horas un repertorio de aproximadamente 35 canciones en dos sets: uno acústico y otro eléctrico.

El festejo que le debían a la Ciudad de México como parte de su gira XXX años de paz y baile incluirá invitados cercanos a la familia musical como Patricio Hidalgo (son jarocho) y   la banda venezolana Desorden Público. 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS