En el 'Eco de la montaña' hacen mural y cinta

El documental de Echeverría sigue la vida de un huichol y sus cultos chamánicos
Tres años se dedicó Echeverría a filmar al huichol Santos de la Torre (Foto: CORTESÍA)
12/06/2015
03:00
César Huerta / Corresponsal
-A +A

[email protected]

El primer obstáculo era pedirle, a un artista huichol, dejarse filmar; después convencer a un chamán de esa cultura, para que los rituales salieran ante las cámaras.

Por supuesto conseguir dinero no era fácil y, mucho menos, lograr que llegara a cines.

Pero cuando Nicolás Echevarría (Cabeza de Vaca y María Sabina, mujer espíritu) conoció a Santos de la Torre, pensó que valía la pena intentarlo.

El huichol es prácticamente un desconocido en México, no así en el continente europeo donde una de sus obras se expone en la estación del metro de Louvre, en Francia.

“Desde el primer encuentro con él, hubo una química maravillosa y entendí que era un personaje al cual había que invertirle mucho tiempo para esto”, recuerda el realizador.

Para el acercamiento inicial el realizador de Vivir mata caminó por 10 horas para hallar a su protagonista, pues vivía en un lugar lejano sin acceso a agua y luz.

Ya de acuerdo, Echevarría trazó el hilo conductor de lo que terminaría siendo el documental Eco de la montaña: Santos de la Torre en la hechura de un nuevo mural en chaquira, que conlleva petición a los dioses en la zona sagrada, el dibujo y la confección del mismo.

Durante tres años se dedicó a filmarlo, a seguirlo como una persona ajena para retratarlo en el día a día.

“Hubo de convencer al chamán de participar, porque Santos había dicho que sí, pero el chamán tuvo una desconfianza; hay un ritual que se ve donde éste pide perdón a los Dioses por permitirme estar ahí, porque es algo muy íntimo, yo no me dí cuenta de eso, sino hasta que un traductor me hizo notarlo”, recuerda Echevarría.

“Ya en la filmación el clima fue bueno, llegamos al lugar de los manantiales donde piden agua para su cosecha ¡y empezó a llover!, de alguna manera hubo cohesión”, recuerda emocionado el realizador.

Eco de la montaña interesó desde un principio a la cadena exhibidora Cinépolis. Tras una serie de negociaciones, la empresa se hizo cargo de la distribución de este largometraje en el país, que llegará con cerca de una decena de premios en festivales como Guadalajara, Chicago y Lima.

¿Quién es Santos?

Hace casi 20 años el gobierno de la Ciudad de México le pidió, a través del Sistema de Transporte Colectivo Metropolitano (Metro) un mural para regalárselo a sus homólogas galas.

Pero no le pagaron todo lo acordado y aún así se presentó su obra en la estación de Louvre, con la presencia de los mandatarios Ernesto Zedillo y Jacques Chirac.

Se estima que este trabajo artístico es visto anualmente por 10 millones de personas; cuenta con dos millones de chaquiras. El mural hecho para Eco de la montaña, ya fue vendido desde el año pasado.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS