Se encuentra usted aquí

A quién apuntan las Iglesias

17/05/2018
02:15
-A +A

El mes de abril fue muy importante en la definición de las iglesias frente al proceso electoral. Curiosamente en la semana del 9 al 13 de abril coincidieron la Asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) con la Consulta de la Confraternidad de Iglesias Cristiano Evangélicas (CONFRATERNICE), terminó el mes (27-29/4) con la Asamblea de la Conferencia de Superiores de Institutos Religiosos de México (CIRM).

En otras ocasiones el apoyo al PRI había sido un proceso institucional sin mayor deliberación, en las elecciones federales de 2012 los obispos del estado de México habían acompañado al Gobernador Peña Nieto a la presentación de su prometida a Benedicto XVI y permitieron que la boda fuera en la catedral de Toluca, beneficio que fue negado en su momento a Vicente Fox. Se les retribuyó con el cambio del Artículo 24 Constitucional, que fue cuestionado por los evangélicos y respaldado por la Iglesia Católica.

Previo a la Asamblea los obispos notoriamente alineados con el PRI (Aguiar, Rogelio Cabrera y Pedro Elizondo) plantearon como agenda la lucha contra el aborto y el matrimonio igualitario.

Simultáneamente el Frente Nacional por la Familia exigía una definición de los candidatos en estas materias y un grupo de especialistas, cuestionaba la alianza de Morena con el PES, considerando que este partido era de “extrema derecha” pues consideraban que (todos) los evangélicos se oponían a la agenda del aborto y los matrimonios igualitarios. Quien se alineó en forma notoria con esta agenda fueron los candidatos del PRI a nivel nacional (Meade) y local (Arriola en CDMX).

Es interesante destacar que el grupo de “izquierdistas y feministas” que criticaron a Morena por su alianza con el PES, nunca lo hicieron con el PRI; el único comentarista fue Adrián Rueda, que no tiene este perfil, este le recordó a Arriola que desconocía la historia del PRI y que había sido el primero en plantear la despenalización del aborto en la ciudad de México en 2003. Podemos presumir que “inspirados” en las recientes elecciones de Costa Rica los estrategas priistas pensaron que este podía ser un elemento de polarización electoral interesante.

La apertura de la Asamblea de la CEM
La Asamblea se abrió en un contexto poco habitual, la semana anterior el obispo de Chilapa-Chilpancingo, el franciscano Salvador Rangel hizo público que se había reunido con líderes del crimen organizado para pedirles que mejoraran el trato que daban a la población. Explicó que su misión era conversar con todos los habitantes de su diócesis cualquiera fuera su oficio y condición. Llamó al arrepentimiento y el cambio de actitudes de vida, su propuesta se acercaba bastante al programa de AMLO quien convocó a una amnistía. Llamó la atención el trato dispensado por la Secretaría de Gobernación, mientras que algunos políticos llamaban al linchamiento del prelado, el Secretario llegó acompañado de la Subsecretaria de Población y Asuntos Religiosos a las instalaciones de la CEM en Lagos de Guadalupe para conversar en una amigable comida con la plana mayor de la CEM y el obispo de Chilapa. En ese mismo tono, el jueves, saliendo AMLO de su entrevista a puertas cerradas con los obispos, mencionó que invitaría al Papa Francisco para que apoyara en el plan de paz y reconciliación, en cuyo contexto contempla una amnistía.

La Conferencia del Episcopado Mexicano inició las entrevistas con los candidatos presidenciales el miércoles 12 de abril de 2018 con un documento publicado ese día donde se mencionaban prioridades, lo más notable es la percepción de que “vivimos un extraordinario giro histórico, en el que confluyen nuevos modelos antropológicos”. Invitan a los candidatos a no caer en descalificaciones y aportar propuestas concretas a problemas reales como la impunidad, la corrupción, la pobreza y la desigualdad social, la inseguridad y la violencia”. Invitan también a los partidos a “que prevalezca la propuesta y el compromiso por la transparencia, la legalidad, la honradez, la equidad, el diálogo, y la verdad, y evitar la mentira, el fraude, la coacción, la simulación, la violencia, el engaño a los pobres con dádivas pasajeras y todo lo que desvirtúe la democracia de cuya construcción todos somos responsables. Queremos contribuir a un diálogo nacional en el que se escuchen todas las voces, especialmente de aquellos y aquellas que sufren violencias e injusticias”. http://www.cem.org.mx/prensa/1615-Mensaje-de-los-Obispos-al-Pueblo-de-Dios.html

Con un programa así son pocas las dudas de a donde apuntan los Obispos Diocesanos. Una lectura cuidadosa del Documento no deja pie para la campaña emprendida por el Frente Nacional por la Familia para condicionar a los candidatos y exigirles una definición sobre el tema. Es evidente que los obispos católicos han cerrado filas, aunque algunos tengan sus fibras tricolores. La movilización del FNF del sábado 26 de abril, a la que asistieron los candidatos priistas, no reunió más de 10,000 personas, un pálido reflejo de los miles que en 2016 salieron a la calle contra el proyecto presidencial de llevar a rango constitucional el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La Iglesia Católica en esta coyuntura ha definido otras prioridades, después de la Asamblea se publicó un documento de los Obispos de Veracruz. Dicen lo mismo, pero le agregan algunas perlas con dedicatoria: “10. Es un deber de conciencia para el ciudadano no dejarse llevar por las apariencias, ni por quienes buscan comprar su voto a través de presiones o a cambio de dádivas o promesas de cargos políticos, o por la pretensión de perpetuar sin mérito a las mismas familias o grupos en el poder”.

Debo comentar que el cierre de filas de la Iglesia Católica fue notable y es evidente que ningún obispo se apartó de lo definido por la CEM. También extrañamos las publicitadas reuniones de los obispos con los candidatos, a las que nos tenían acostumbrados en otros procesos electorales, si los hubo, no pudimos enterarnos, a excepción del arzobispo Rogelio Cabrera de Monterrey con José Meade y su esposa.

En la misma línea podemos ubicar a la Conferencia de Superiores de institutos religiosos, la CIRM. El documento se titula Nuestros carismas al servicio de la justicia, la paz y la integridad de la creación.

Remata con una cita bíblica: “vino nuevo en odres nuevos” (Mateo 9:14-17). El sentido del documento es sumamente elocuente y propone evidentemente un cambio de rumbo profundo en el país y se refiere a la cuestión electoral sin titubeos: “Queremos ser reflejo de la presencia de Jesús, viviendo un nuevo Pentecostés con fidelidad creativa, conversión pastoral y solidaridad –odres nuevos- en este contexto de elecciones,”. Para ello se proponen un verdadero programa social que tampoco deja dudas de su interés en el cambio del modelo económico, ecológico, social y político vigente, sintonizando con Francisco.

En una perspectiva similar se ubicó la Consulta de la Confraternidad de Iglesias Cristianas Evangélicas (COBFRATERNICE) que reúne más de 700 asociaciones religiosas de corte pentecostal, neopentecostal y evangélicos. Recibieron a Olga Sánchez Cordero, propuesta para el Gabinete de AMLO, quien expuso aspectos centrales de su proyecto de gobierno, en temas de sumo interés para la Audiencia, podemos decir que fue notoriamente aplaudida por el 65% de los asistentes y una minoría relevante (35%) se abstuvo de hacerlo.

¿Cuántas divisiones tiene el Vaticano? (frase atribuida a Stalin en Yalta)
El Directorio de la Iglesia Católica en México habla de 12,000 sacerdotes, de ellos 1,700 son religiosos y existen alrededor de 28,000 religiosas y más de 1,200 religiosos no sacerdotes distribuidos en órdenes y congregaciones, de ellas 57 masculinas y 280 femeninas. Los sacerdotes diocesanos tienen a su cargo 6,539 parroquias, los sacerdotes religiosos administran 524 parroquias y más de 225 están a cargo de un vicario. Esta situación es resultado de una crisis vocacional. Recientemente la CEM trajo 200 sacerdotes de la República Democrática del Congo para suplir al personal local, en su mayoría envejecido.

La presencia de la CIRM no se expresa necesariamente en parroquias, tienen a su cargo más de 6,700 instituciones asistenciales y de caridad, más una vasta red de instituciones educativas en sus distintos niveles, sin olvidar a los movimientos laicales. Tienen alrededor del 10% de la matrícula total del sistema educativo mexicano, con especial énfasis en clases medias y altas, además de trabajo social en zonas urbanas populares, campesinas e indígenas. Una red que cubre todo el país. Podríamos decir que tienen redes que probablemente involucren alrededor de 15 o 20 millones de personas.

Los evangélicos tienen alrededor de 150,000 congregaciones religiosas organizadas en más de 3,700 iglesias, que congregan promedio a 100 personas, que nos arroja un estimado de otros 15 millones de activos, más otro tanto que se identifica como evangélicos aunque no participan activamente en los trabajos semanales.

Si bien las iglesias no pueden construir un voto corporativo, pero que pesan en un modelo de toma de decisiones es algo que no puede discutirse. Lo interesante es que la mayoría de ellas tienen preocupaciones semejantes, por un profundo cambio en los modelos actuales, no olvidemos que el fundador del cristianismo expulsó a los mercaderes del templo.

Profesor investigador emérito ENAH-INAH
Profesor e investigador emérito ENAH-INAH
 

COMENTARIOS

MÁS EN OPINIÓN

NOTICIAS DEL DÍA