Se encuentra usted aquí

La inseguridad la pagamos todos

28/02/2018
02:10
-A +A

Read in English

La inseguridad que viven amplias regiones de México tiene necesariamente un costo.

Aquellas grandes empresas extranjeras interesadas en tener acceso al mercado más grande del mundo, el estadounidense, seguramente colocan al país entre sus opciones para instalar fábricas, pero antes analizarán los pros y contras de ello; es en este punto cuando los índices de violencia pueden ser el freno para la llegada de millonarias inversiones.

Los vecinos de colonias donde la delincuencia es cosa de todos los días se vuelve obligado realizar gastos para protección como sistemas de videovigilancia, mayor iluminación o personal de seguridad.

Los comercios que son víctimas de grupos que se dedican a la extorsión trasladan ese costo extra a los productos que adquieren sus clientes, sin embargo a menudo la cuota llega a niveles impagables que la única opción es el cierre. Así, la comunidad pierde una opción para adquirir sus productos y tendrá que trasladarse más lejos para encontrarlos... o renunciar a adquirirlos.

En los bancos, la inseguridad también tiene consecuencia. Una de las funciones de la banca, por jemplo, es medir los riesgos que existen en un país y cobrar por ello. Si hay menos riesgos, se cobra menos.

En entrevista que hoy presenta EL UNIVERSAL, el director general de Grupo Financiero Banorte señala que la seguridad en todos los aspectos de la vida cotidiana tendrá como fruto que los servicios de la banca se vuelvan más baratos.

Pero la inseguridad no influye solo en los costos de productos y servicios o en el gasto de las familias. También incide en su comportamiento.

Hay ciudades en algunos estados que han perdido su vida nocturna. La población no sale de sus casas después de las 8 o 9 p.m. por los índices de criminalidad que se registran. Restaurantes, bares y cines reducen sus horarios por el temor a ser víctimas de algún delito. Sus ingresos, entonces, se reducen.

El costo de la inseguridad es alto y se manifiesta en la economía nacional. La delincuencia se vuelve un dique para el desarrollo. Voces de distintos sectores han expresado que la solución pasa por la debida aplicación de la ley, o como ellos lo definen, del Estado de derecho. ¿Cuánto tiempo tendrá que pasar antes de que México llegue a esa etapa? Las autoridades de todos los niveles tienen una gran deuda con la sociedad.

Comentarios